lunes, 22 de enero de 2018

Sobrepeso mental, las consecuencias de pensar demasiado



Si sientes que tu cuerpo está constantemente cansado, rígido o dolorido puedes estar padeciendo sobrepeso.

Pero no nos referimos a un incremento de volumen físico, ni tampoco al aumento de tu perímetro craneal, sino a un sobrepeso mental. A un exceso de pensamientos negativos, inertes e improductivos.

Durante el día, imaginamos, comprendemos, reflexionamos, creamos, calculamos, tomamos decisiones… En definitiva, vivimos pensando.



Pero no todos los pensamientos son válidos ni útiles, de hecho a veces pensamos demasiado de manera inútil y nos producimos un empacho de pensamientos inservibles.


Si traemos a colación ideas que no nos aportan nada, ni nos llevan a ninguna parte, al final la mente termina agotándose. Se vuelve pesada, se corroe, se bloquea y renuncia a ejercitar otros procesos potenciadores.

Los pensamientos son la unidad básica de la mente

Como vemos, pensar formar parte de la naturaleza humana. De hecho, es uno de los procesos que nos diferencian del resto de seres vivos. Pero nuestro pensamiento, contrariamente a lo que se suele considerar, no es en su mayoría consciente. Más bien todo lo contrario.

Pensemos en un iceberg. La punta del mismo o lo que se encuentra al descubierto en la superficie sería el pensamiento consciente. Mientras, el hielo que está sumergido, que es la mayoría, constituye la parte inconsciente.

Según el doctor Michael Shadlen, investigador principal en el Instituto del Comportamiento del Cerebro Mortimer B. Zuckerman de Columbia (Estados Unidos), “la gran mayoría de los pensamientos que circulan en nuestro cerebro ocurren por debajo del radar de conciencia consciente, lo que significa que a pesar de que nuestro cerebro los está procesando, no somos conscientes”.

Por tanto, la calidad de nuestros pensamientos determina nuestro día a día.Dependiendo de las ideas conscientes e inconscientes que se crucen por nuestra mente, así será el resultado de nuestro desarrollo.


Los pensamientos basura engordan nuestra mente

Los pensamientos basura son aquellos cuya recurrencia nos agota porque no nos aportan ningún tipo de beneficio. Son razonamientos vacíos e incluso tóxicos. Y son originados en nuestra mente consciente. Es decir, el sobrepeso mental no es resultado de procesos mentales reprimidos, impulsos o deseos; sino fruto de una elaboración deliberada.

Son superfluos e innecesarios, por lo que en vez de proporcionarnos mayor autoconocimiento y ventajas cognitivas, nos desgastan energéticamente y ralentizan el resto de procesamiento consciente. Nos impiden ser creativos, comprensivos o aprender nuevas habilidades. Nos bloquean y paralizan otras virtudes.

Por eso, cuando tenemos sobrepeso mental, nuestros pensamientos actúan como la comida basura. Y provocan consecuencias físicas que pueden ser incluso análogas a las de la obesidad. Entre ellas, agotamiento físico, el cual provoca dificultad para andar o realizar esfuerzos físicos. También problemas para respirar con normalidad, un aumento de la sudoración, dolores generalizados en las articulaciones o incluso alteraciones cutáneas como acné.


Causantes de sobrepeso mental

Existen muchos tipos de pensamientos tóxicos, pero algunos a los que recurrimos con más frecuencia son los siguientes:

 La crítica: cuando reprochamos, juzgamos o condenamos a otra persona, en realidad nos estamos vetando a nosotros mismos. Se produce una desvalorización propia de nuestra autoestima y se proyectan en el otro todas nuestras impotencias.

 La lástima: el victimismo es una de las trabas que nos pone nuestra mente para que no podamos progresar. El cambio pasa por salir de esa pena autosentida y no enfrascarse en pensamientos nefastos, negativos, frustrantes o impotentes.

 Las suposiciones: la única labor que tienen las suposiciones es la de desgastarnos. Las conjeturas, adivinanzas o figuraciones solo dañan y generan sobrepeso mental de manera casi automática. ¿Cómo pretendemos averiguar qué piensa alguien de nosotros, si muchas veces no somos capaces ni nosotros mismos de saberlo?

 Los condicionales: “si hubiera hecho esto, ahora…”, “quizás debería haber ido…”. Si en su momento no lo hiciste, no te atormentes. Lo hecho, hecho está. Ahora solo puedes aprender de ello. Esos pensamientos solo te enjuician y te terminan autodestruyendo.



¿Cómo adelgazar la mente?

Para evitar que nos asedie la toxicidad mental no se debe permitir que los pensamientos nos dominen. Es decir, es necesario aprender a controlarlos. Y para ello puedes poner en práctica los siguientes consejos:


 Descansa la mente: la meditación es un fantástico ejercicio para tratar de atraer solamente ideas positivas. Otras prácticas artísticas como la pintura, pueden ayudar a liberar tensión y a reemplazar los pensamientos basura por otros más productivos. La lectura, el cine o acudir a talleres y seminarios también nos hacen descansar mentalmente.

 Elimina toxinas sociales: identifica las relaciones sociales que pueden estar perjudicándote. Por ejemplo, si te rodeas de personas demasiado cotillas y críticas, terminarás haciendo lo mismo. Busca un entorno más enriquecedor y que te transmita fuerza, energía y positividad.

 Parada del pensamiento: pon un stop a esa recurrencia tóxica. Por paradójico que parezca, concéntrate al máximo en esas ideas negativas. Y después de unos minutos dedicados íntegramente a ellas, córtalas radical y bruscamente. Vacía la mente.


Si los pensamientos negativos se tienen de vez en cuando, su incidencia física es prácticamente inapreciable. Pero de tenerlos presentes de manera constante, pueden llegar a inhibir nuestras capacidades y a menguar nuestra calidad de vida.

Las personas que tienen sobrepeso mental buscan apartarse de su propia realidad y solapar su vacío interior con la riqueza personal de otros. Son individuos que necesitan descargar sus pensamientos improductivos y liberarse de todas las emociones desagradables que estos les producen. No dejemos que nos contaminen.


Si cuidamos la calidad de nuestros pensamientos, estaremos cuidando de la calidad de nuestra vida. No lo olvidemos.


Autor: Sara Clemente

Fuente: La mente es Maravillosa.com

Imagen principal: Brooke Shaden

Ilustraciónes: Duy Huynh



http://www.diapordiamesupero.com

La mielina, qué es y cuál es su función por Sergio Muñoz Collado



Qué es la mielina

Las neuronas son las células en el sistema nervioso y gracias a ellas somos capaces de pensar, ver, oír, hablar, sentir, movernos... Cada neurona se compone de un cuerpo celular y un axón (la extensión del cuerpo celular que transporta los mensajes). La mayoría de los axones en el sistema nervioso central están envueltos en mielina, una sustancia rica en lípidos (sustancias grasas) y proteínas. Al igual que el recubrimiento de un cable eléctrico, la mielina aísla y protege el axón y ayuda a acelerar la transmisión nerviosa.

La mielina está presente en el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP). La mielina del SNC es producida por células especiales llamadas oligodendrocitos. La mielina SNP es producida por células de Schwann. Los dos tipos de mielina son químicamente diferentes, pero ambos realizan la misma función: promover la transmisión eficiente de un impulso nervioso a lo largo del axón.
En qué consiste la mielinización

La producción de la vaina de mielina se llama mielinización o mielinogénesis. En los humanos, la mielinización comienza temprano, durante el tercer trimestre de embarazo, aunque existe poca mielina en el cerebro en el momento del nacimiento. Durante la infancia, la mielinización se produce rápidamente, lo que lleva a su vez al desarrollo rápido del niño, que incluye gatear y caminar durante el primer año. La mielinización continúa durante la etapa adolescente de la vida.
Función de la mielina

El objetivo principal de una vaina de mielina es aumentar la velocidad a la que los impulsos se propagan a lo largo de la fibra mielínica. A lo largo de las fibras amielínicas, los impulsos se mueven continuamente como ondas, pero en las fibras mielinizadas, "saltan" o se propagan por conducción saltatoria. La mielina disminuye la capacitancia y aumenta la resistencia eléctrica a través de la membrana celular (axolema). Por lo tanto, la mielinización evita que la corriente eléctrica salga del axón. Se cree que la mielina permite un mayor tamaño corporal manteniendo una comunicación ágil entre las partes distantes del cuerpo.

Las células de Schwann suministran la mielina para el sistema nervioso periférico, mientras que los oligodendrocitos, específicamente del tipo interfascicular, mielinizan los axones del sistema nervioso central. La mielina se considera una característica definitoria de los vertebrados, pero también se han observado vainas similares a la mielina en algunos invertebrados, aunque son bastante diferentes de la mielina vertebrada a nivel molecular.



La función más importante de la vaina de mielina es por tanto acelerar la despolarización en todo el axón, evitando la filtración de sodio, manteniendo una fuerte diferencia de carga entre dentro y fuera del axón. En cierto modo, ayuda a que las señales se muevan rápidamente de manera directa. Debido a que las neuronas están tan apretadas (especialmente en el cerebro, donde el espacio es limitado, pero necesita procesar tanta información), siempre están en contacto entre sí.

¿Qué pasaría si los axones sin el envoltorio de goma se tocaran? Pues que nuestro cuerpo sería un desastre caótico. Gracias a la cubierta de grasa que aísla la electricidad, enviamos los impulsos correctos al lugar correcto, de manera rápida y eficiente. Además, nuestras neuronas no se dañan por el flujo constante de impulsos eléctricos debido a esta funda, como el alambre con goma, que no se quema tan fácilmente como el que no tiene.
Trastornos de la mielina o desmielinización

La desmielinización es la pérdida de la envoltura de mielina que aísla los nervios y es lo que caracteriza algunas enfermedades autoinmunes neurodegenerativas, como la esclerosis múltiple, la encefalomielitis diseminada aguda, la neuromielitis óptica, la mielitis transversa, la polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica, enfermedad de Canavan, el síndrome de Guillain-Barré, la mielinosis central pontina e incluso la esquizofrenia y el trastorno bipolar. También existen enfermedades desmielinizantes congénitas como la leucodistrofia y la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth.

Los pacientes con anemia perniciosa también pueden sufrir daños neuronales graves. La degeneración de la médula espinal secundaria a anemia perniciosa, puede provocar daños en los nervios periféricos del sistema nervioso central, afectando el habla, el equilibrio y la conciencia cognitiva. Cuando la mielina se degrada, la conducción de las señales a lo largo del nervio puede verse afectada o perderse, y el nervio eventualmente se marchita.
Esquizofrenia, trastorno bipolar y mielina

Se han encontrado anomalías en los axones neuronales y la mielina en los pacientes con esquizofrenia y trastorno bipolar, en comparación con los individuos sanos. Más concretamente, se observó una reducción de la mielina en las neuronas de la materia blanca, así como una difusión anormal de N – acetil aspartato, un metabolito que se encuentra dentro de las células nerviosas.

Al parecer, tanto el desorden bipolar como la esquizofrenia tienen causas comunes, aunque sean dos enfermedades distintas. La reducción en la producción de mielina es la causa más probable de la génesis de ambas enfermedades, sólo que las anomalías toman caminos distintos. Se cree que este déficit esté causando por los oligodendrocitos, que producen menos mielina de la necesaria al no recibir suficiente energía. Pero aún están por clarificar las causas de este trastorno.
Síntomas de desmielinización

La desmielinización produce diversos síntomas según sean las funciones de las neuronas afectadas. Se interrumpe las señales entre el cerebro y otras partes del cuerpo, por lo que los síntomas difieren dependiendo de las zonas afectadas.


Los síntomas pueden ser:
Pérdida de visión / audición
Visión doble
Visión borrosa en el campo visual central que afecta a un solo ojo, puede ir acompañada de dolor al movimiento del ojo
Sensación extraña en piernas, brazos, pecho o cara, como hormigueo o entumecimiento (neuropatía)
Debilidad en brazos o piernas
Deterioro del habla y pérdida de memoria
Sensibilidad al calor (los síntomas empeoran o reaparecen al exponerse al calor, como una ducha caliente)
Dificultad para coordinar el movimiento o el equilibrio
Dificultad para controlar las evacuaciones intestinales o la micción
Fatiga
Tinnitus o acufenos (sonidos internos en el oído)
Reparación de mielina

La investigación sobre la posible reparación de las vainas de mielina dañadas está en proceso. Algunas técnicas incluyen implantar quirúrgicamente células precursoras de oligodendrocitos en el sistema nervioso central e inducir la reparación de la mielina con ciertos anticuerpos. Si bien los resultados en ratones han sido alentadores (a través del trasplante de células madre), aún se desconoce si esta técnica puede ser efectiva para reemplazar la pérdida de mielina en humanos.

Por otro lado, tratamientos colinérgicos, como los inhibidores de la acetilcolinesterasa (AChEI), pueden tener efectos beneficiosos sobre la mielinización, reparándola. El aumento de la estimulación colinérgica también puede actuar a través de efectos tróficos sutiles en los procesos de desarrollo del cerebro y, en particular, en oligodendrocitos y el proceso de mielinización. Al aumentar la estimulación colinérgica de oligodendrocitos, los AChEI y otros tratamientos colinérgicos posiblemente podrían promover la mielinización durante el desarrollo y la reparación de la mielina en la vejez.
Referencias

https://academic.oup.com/schizophreniabulletin/article/43/3/473/3062417
https://www.nationalmssociety.org/What-is-MS/Definition-of-MS/Myelin
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK27954/
http://www.sindioses.org/noticias/psicosis.html

Sergio Muñoz Collado | enero 9, 2018 en 2:46 pm | Etiquetas: neurociencias | URL: https://wp.me/p4aUxL-yTV

Blog de Psicoactiva

La Importancia De La Música.



“La música tiene una gran importancia, mucho mayor de lo que supones, porque es una asociación de sonidos que habla a ciertas partes de ti, a ciertos centros de fuerza.

La música puede elevar en gran medida el alma y también la frecuencia vibratoria .

La música también puede alcanzar un nivel de conciencia que no puedes alcanzar en tu estado de vigilia, durante tus actividades o simplemente durante tu vida “normal”. Cada ser puede estar en armonía con esta o aquella música.



Cuando hablamos de música, no estamos hablando de la música real que, desafortunadamente, es excesivamente destructiva, pero es deseada por ciertas entidades, ciertas energías de las cuales no hablaremos.

Los grandes compositores han sido muy inspirados por seres de otros planetas o seres pertenecientes a los últimos planos de los primeros planos astrales o divinos.

Algunos compositores han experimentado cosas espirituales muy importantes. Algunas personas no podían hacer frente a esto, por lo que algunos de ellos se sentían obligados a beber, como dices en la Tierra, e incluso algunos a usar drogas. Este es todavía el caso en este momento.



Un gran músico es como un canal, como nuest

ro canal. Navega en frecuencias vibratorias a veces por momento, y muy desestructurado si el alma no está de acuerdo con ellas.

Es por esta razón que en los músicos actuales y pasados, hay muchos seres que no pueden o no pueden permanecer centrados en la recepción que tienen de estos sonidos, esta música. A veces no pueden transmitir completamente lo que reciben.

No siempre es así. La música también puede provenir de las profundidades del alma de un compositor, a partir de una experiencia anterior. La música del universo también se puede percibir porque la energía crea música. El color del Universo crea una música. En el Universo, todo es sonido, pero un sonido que no se nota para tus oídos tridimensionales.



Cuando se le da música a ciertos compositores o músicos, estos sonidos deben adaptarse no solo al oído humano sino también a la conciencia humana. Entonces, el músico, el compositor tiene una doble tarea, incluso si no se da cuenta, la de recibir y transmitir de una manera audible y accesible para la escucha y la percepción de los humanos, e incluso a su percepción vibratoria.

Nosotros, los planes de la Luz, tenemos una música que crea, una música que se regenera, una música totalmente de acuerdo con nuestra frecuencia vibratoria y con nuestra alma. Esta música, absolutamente inaudible para ustedes que están en el asunto, está en perfecto acuerdo no solo con la deidad que está en nosotros sino con todos los creadores.

Los sonidos eran muy importantes en las civilizaciones que todavía tenían contacto con la verdadera espiritualidad. La armonía de los sonidos puede transformar totalmente a un ser, abrirle su conciencia y abrir su corazón.

Recuerde que el sonido, originalmente, fue creativo. Los dioses creativos creados por el sonido y la luz. La Luz también emite un sonido que es imperceptible para sus sentidos humanos.



Cada música está de acuerdo o en desacuerdo con la vibración de la persona que la escucha. También puede suceder que una música que no se siente necesariamente en un momento dado en la vida de una persona esté totalmente en sintonía con ella durante otra parte de su vida porque estará abierta, tendrá evolucionó y será mucho más receptivo a la vibración de este sonido.



La música es importante. Escucha a los pájaros, ¡crean música! El viento en las hojas también crea un sonido más o menos violento si el viento es violento. Si estás atento, ¡el sonido está en todas partes! Por supuesto, no es la misma música que tus compositores, es otra música.

Sin embargo, la música y el sonido están en todas partes a tu alrededor.

Desafortunadamente, en este momento, hay una gran cantidad de música desestructurada, música con bajas vibraciones o muy bajas vibraciones. En este extremo del ciclo, algunas energías son todas potentes, pero por un tiempo extremadamente corto ahora.


“La música es algo muy importante. Puede ser una terapia de construcción considerable, pero también puede usarse para la destrucción. Una vez que haya entendido el poder de la música, el sonido, el cuidado, el equilibrio y la evolución, pero también en términos de desestabilización, habrá dado un gran paso. Muchos de ustedes comienzan a percibir todo esto, pero no siempre es fácil implementarlo realmente. “


¿Cómo evolucionará la música en la Tierra para ayudar a la humanidad?

La música se convertirá en armonía. Nos gustaría decirte esto; En la actualidad hay una música absolutamente destructiva, hay una música que sirve por completo a las fuerzas de la involución, las fuerzas de la sombra.

Nos gustaría decirte que la música es una vibración extraordinaria. La música del futuro, no la actual o con algunas raras excepciones, por supuesto, es muy prometedora. La música del futuro, no solo se escuchará con tus oídos sino que se percibirá con todo tu ser, será una vibración además del sonido emitido.

Debe decirse que en el universo todo es música. Si pudieras escuchar con los oídos del alma todos estos sonidos y toda esa música, lo entenderías. No hay silencio en el universo, todo es música, todo es armonía.



Cuando hayas regresado en armonía, en este mundo, percibirás la música externa. El que conoces sobre tus instrumentos y que te fue dado por los Seres del Amor para hacerte comprender que a través de esta vibración puedes alcanzar otros niveles de conciencia, esta música, cuando la percibes con otras facultades aún latentes en ti, te ayudarán a construir también el puente, este puente que se erigirá entre los mundos, entre los planes. La música es el lenguaje del Universo, la música es la vibración en el sonido. Recuerde que el sonido tiene el poder de crear.



Cuando los hombres comprendan la música, ella podrá sanar, podrá abrir las puertas que ha bloqueado tan bien.

La música del mañana no será como la de hoy, será mucho más armoniosa, mucho más suave, mucho más poderosa en el sonido. Comenzarás y ya has empezado a vislumbrar el sonido, escuchar el sonido, lo que dices es música esotérica actual. Algunas de estas músicas comienzan a inspirarse, pero para apreciar esta música repetimos que no se llevará bien con los oídos, sino que vivirá en el plano de la Vibración. Puedes ser completamente sordo y vivir en lo más profundo de ti esta vibración que surge de la música. Lo que oyes a través de tus oídos es solo la manifestación del sonido en la materia, la manifestación del sonido en este mundo de la materia.

Harás grandes descubrimientos, pero por el momento no están accesibles porque todavía estás dormido. Tienes un solo ojo que se abre a tu verdadera realidad, a tu verdadera existencia. Pero mañana son tus ojos los que abrirás ampliamente en este mundo que te rodea, que está tan presente a tu alrededor y que no percibes. Escucharás la canción de los ángeles o la canción de los guías o las canciones de tus hermanos, cualquiera que sea el nombre que les des, oirás la canción de los seres que vivieron en este mundo y que ya no están, escucharás la canción de todos los que proclaman su alegría en los diversos planos de lo invisible, invisible para sus ojos.

Eso es lo que podríamos decir sobre la música, pero debes saber que la música puede elevarte, pero también que la música puede arrastrarte a la oscuridad. “


¿Qué piensas de la música rock? ¿Puedes iluminarnos al respecto?

“No juzgaremos esta o aquella música. Este no es nuestro rol. Pero solo diremos que el sonido es de suma importancia. El sonido es una vibración. Para que tengas música, diríamos involución y evolución musical: es decir, música que puede darte acceso a niveles más altos de conciencia, lo que puede despertar en ti ciertas partes que todavía están dormidos También tienes la otra parte de la música, que no nombraremos, que es totalmente destructiva, lo que te tira hacia abajo.

Actualmente, desafortunadamente, en este mundo una gran parte de la música creada es creada por fuerzas de involución para mantenerte mejor en la oscuridad y quedarte dormido. Porque también, a veces, te desestabilizas. Así que ten cuidado No escuches música Escuche música que crece, le da un impulso, le da alegría, le da paz. Es parte del discernimiento humano.

Aquellos que todavía están en ciertas vibraciones necesitan una cierta resonancia musical, por destructiva que sea, para darles a veces acceso a otra dimensión de ellos mismos. A veces la alarma es lo suficientemente larga. Pero a veces es como un choque entre la resonancia interna y las energías vibratorias externas.

Nos gustaría decirte que nada es malo en su totalidad. Todo tiene un propósito. Incluso las energías más oscuras tienen la utilidad de permitirte percibir la Luz aún mejor. Todo esto es para darte discernimiento, para elevarte a ti mismo.


Buenas noches Hermanos de la Luz! ¿Haces música, y qué tipo de música, tienes instrumentos y cuáles son tus pasatiempos?

“Para nosotros, la música es muy importante, pero es muy diferente de la que puedes diseñar en tu mundo.

Algunos mundos, algunas esferas, usan instrumentos. Nosotros mismos estamos constantemente creando música que nos conviene. Creamos mentalmente de alguna manera. No es así, pero usamos ese término para que comprendas mejor. Creamos la música que queremos, la que nos puede elevar vibratoriamente. Creamos una vibración.

El sonido es una vibración. Podemos escucharlo dentro de nosotros mismos, pero también podemos crearlo para que otros seres en la misma vibración que podamos escuchar. Puede parecer extraño para usted, pero podemos crear una música totalmente inaudible para usted. Nosotros, que te hablamos, no necesitamos instrumentos musicales.

También podemos crear la música de las esferas. El nuestro corresponde a bolas de energías que tienen diferentes frecuencias vibratorias. Ellos pueden ser considerados como nuestros instrumentos. Trabajamos mucho con luz y sonido. La luz y el sonido crean una música perfecta pero inaudible para ti.

A menudo inspiramos a algunos músicos, algunos poetas. Pero la inspiración que reciben es solo una pequeña parte de lo que podemos crear. ¡Deben ser capaces de restaurar un sonido que no es tu mundo! Para ellos no siempre es fácil, pero los ayudamos “.

Diciembre de 2010

Puede reproducir este texto y dar una copia bajo las siguientes condiciones:

que no se corta
que no haya modificación de contenidos
que haga referencia a nuestro sitio http://ducielalaterre.org
que mencione el nombre de Monique Mathieu

https://emisariaamordotnet.wordpress.com


viernes, 19 de enero de 2018

Claves para dominar conversaciones difíciles.Por loheriva


De vez en cuando, tenemos que enfrentarnos a conversaciones difíciles aunque no nos apetezca.
Muchos optan por evitarlas como si el problema fuera a desaparecer. Pero esto no funciona así. De hecho, en muchas ocasiones posponer lo inevitable solo complica más las cosas.
No hay que tener miedo a una conversación difícil. Existen formas de enfrentarse a este tipo de situaciones, incluso se puede llegar a dominarlas para evitar hacer de ellas un drama y conseguir lo que se espera de cualquier conversación: una comunicación eficaz. Veamos cómo hacerlo.

“Cuando se abre la puerta de la comunicación, todo es posible. De manera que debemos practicar el abrirnos a los demás para restablecer la comunicación con ellos” -Thich Nhat Hanh-

Estrategias para hacer frente a conversaciones difíciles
Ante todo debemos aparcar esa idea preconcebida de conversación difícil. Al fin y al cabo, así es como llamamos a las conversaciones en las que prevemos que vamos a tener problemas. Además, cuando lo hacemos, anticipamos conflictos. Y eso genera una actitud previa de tensión. Nos ponemos a la defensiva. Y es en este punto donde empiezan los problemas.

He aquí el paso previo para dominar conversaciones difíciles: no anticipar las complicaciones. Eso nos ayudará a estar centrados en la conversación y ver las cosas con perspectiva. Y nos permitirá estar atentos a las señales de nuestro interlocutor para gestionar eficazmente sus cambios emocionales y sus reacciones.

Escucha activamente sin anteponer tus sentimientos
Las personas necesitan sentirse escuchadas. Por ese motivo no solo debes mostrarte atento y dispuesto a escuchar, sino que todo tu cuerpo debe demostrar que estás escuchando. Además, la escucha es una condición indispensable en la comunicación.

Si la otra persona percibe tensión o ansiedad, si siente que estás a la defensiva o que tienes una actitud agresiva, reaccionará negativamente y no estará dispuesta a escuchar. Si por el contrario, te muestras alentador, tranquilo, calmado e incluso compasivo, a la otra persona le resultará más fácil calmarse.

Una conversación, por difícil que sea, no es una lucha. No hay ganadores ni perdedores. Por eso, si quieres sacar algo en claro, debes mantener la calma, especialmente cuando el otro manifieste señales de cambios emocionales.

Las conversaciones difíciles se transforman en eficaces cuando se emplea la escucha activa.

No antepongas tus sentimientos, aunque te haya herido
Por otra parte, es importante que no antepongas tus sentimientos, aunque te hayan herido. El otro necesita sentirse validado, es decir, saber que sus sentimientos también importan. Necesita saber que crees en él, incluso a pesar de sus acciones y del daño que te haya hecho con ellas.

Por eso, antes de nada, una vez que haya quedado claro el propósito de la conversación, interésate por los pensamientos y sentimientos del otro. Acéptalos antes de continuar, sin juzgarle ni echarle nada en cara. Luego, puedes exponer tus ideas y sentimientos.

Aprende a interpretar y manejar la señales de cambio emocional
Ante una conversación difícil, muchas personas se bloquean. 

Esto provoca que se pongan más nerviosas aún y que la conversación no acabe bien. Sin embargo, si estás atento y observas ciertos cambios puedes ayudar a mantener la calma y mantener así la conversación bajo control.

Por ejemplo, si observas un cambio en el tono de voz, como hablar más bajo o más acelerado, puedes decírselo a la otra persona. Ahora bien, también puedes optar por no notificárselo pero tener en cuenta su significado. A menudo, en mitad de una explicación, las personas cambian el modo de hablar justo antes de decir qué es importante para ellos. Esto es porque temen lo que pueda suceder o porque sienten que hay un problema que les impide avanzar.

Otra señal que debes observar es la risa nerviosa. Algunas personas se ríen cuando se sienten avergonzadas o incómodas. No es una burla, ni mucho menos. De hecho, es algo parecido a lo que ocurre cuando lloramos de felicidad.
La risa nerviosa suele indicar malestar. Esa señal te abre la puerta para preguntar al otro cómo se siente y para identificar un punto de partida a partir del cuál seguir adelante de manera positiva. Este tipo de risa también puede indicar que la persona está tratando de escapar de un sentimiento. Por eso es importante pedir que exprese lo que le inquieta o necesita para superar el bloqueo.

Otra señal de cambio emocional es la modificación del patrón de contacto visual. La mirada puede indicar que el otro necesita tomarse un descanso. Ahora bien, si la dirige hacia otro lado o la sostiene de manera fría y amenazante puede significar que en la conversación se ha hablado de algo importante. Es el momento de pedir al otro, sin agresividad y con verdadero interés, que comparta su punto de vista y escucharlo sin interrupciones ni juicios.

Si lo que detectas es que la otra persona utiliza mucho la palabra “pero” es señal de que está a punto de decir lo que teme, pero no arranca a decirlo por miedo o vergüenza. Aprovecha los “pero” para ayudarle a terminar.
Gestionar conversaciones difíciles es bueno para ambos
Como decíamos antes, una conversación no es una batalla en la que hay ganadores y perdedores. Si quieres entender algo, sacar conclusiones o plantear soluciones es necesario llevar por buen camino una conversación difícil.

No se trata de tener razón, ni de demostrar nada al otro. De hecho, ante este tipo de conversaciones, no hay peor enfoque posible. No ganas nada y pierdes mucho. Si no quieres cerrarte puertas debes abrir tu mente y dejar de lado el rencor, la ira y la rabia. 

Si esto es difícil -muchas veces lo es, no nos engañemos- piensa qué quieres conseguir con esa conversación y díselo a la otra persona. Es fundamental que ambos sepáis a dónde queréis llegar.

Fuente: Eva Maria Rodríguez (Profesora, escritora, blogger)lamenteesmaravillosa.com

¿Cómo se desmonta un escenario mental? Por David Topi.


Habíamos dejando el tema, hace unos días, de cómo está la situación planetaria, en el desarrollo y ejecución del proceso que estamos intentando aplicar para minimizar las posibilidades de que, el escenario global más negativo existente en estos momentos para ambas líneas temporales, la 33 y la 42, llegara a materializarse en el plano físico o, al menos, lo hiciera demasiado pronto, antes de que se pudieran insertar otras protecciones y medidas de seguridad que, de alguna forma, minimizaran los daños que una teórica, y de momento “mental” (en proceso de ser “ideada”) situación de conflicto global pudieran generar.

Este “desmontaje” del escenario “mental” es algo quizás no del todo comprendido. ¿Cómo que podemos evitar que se materialice una situación a nivel global haciendo peticiones a nuestro YS? ¿Cómo es que tenemos poder para frenar algo que unas, mal llamadas, “élites” y unas razas en control de la humanidad están cristalizando a toda máquina y con todos los recursos posibles a su disposición?

Desmontando unos planes futuros

Imaginaros que tenéis un objetivo a cumplir para la semana que viene, por ejemplo, vais a montar una reunión de amigos. Este proyecto es solo una idea en vuestra cabeza, en vuestra mente, así que, literalmente, es un escenario “micro” de vuestra realidad personal presente en el plano mental, y formado por los componentes de vuestra propia estructura energética. Para que la semana que viene, que es cuando tenéis planificado que vuestro objetivo suceda en el plano físico, y para que se pueda materializar el encuentro, tenéis que dar una serie de pasos. Tenéis entonces una lista de cosas en la mente que tenéis que hacer, llamar a las personas, reservar un lugar para encontraros, hacer las diferentes gestiones para que todos estéis libres a la hora del encuentro y otros detalles logísticos.

Bien, si ese escenario mental, esa idea o proyecto en vuestra mente fuera para un propósito “poco noble” o literalmente destructivo, y alguien alrededor vuestro fuera consciente de ello, ¿cómo podría hacer la persona que conoce vuestros planes para evitarlos o retrasarlos? En este caso, para ceñirnos a los procesos exactos que se dan en el plano mental, lo que habría que hacer seria borrar de nuestra mente, todo lo posible, las ideas, pasos y detalles necesarios para que pudierais montar esa reunión “maligna” de amigos. Así, esa persona entraría en vuestro escenario mental y eliminaría el plan para llamarlos a todos, otra persona eliminaría la idea de buscar un lugar para el encuentro, etc., etc., de forma que, aunque no tengan poder para borraros todo, pueden retrasar la fecha del encuentro porque a ti te han hecho olvidarte, confundirte y retrasarte en la preparación de los pasos necesarios para que este se lleve a cabo, ya que tus “ideas” y “proyectos” han sido parcialmente desmontados antes de que los llevaras a cabo.

Entonces, cambiemos los jugadores. En vez de una idea para montar un encuentro de amigos imaginaros una idea para sembrar el caos y la destrucción a gran escala, en vez de unas personas que se han dado cuenta de ello imaginaros un montón de jerarquías, fuerzas, razas, grupos exoplanetarios y Yo Superiores que están desesperados por intervenir para frenarlo y, en vez de borrar las ideas y pasos previos al encuentro para que no se produzca, imaginaros el borrado y desmontaje de todos los protocolos, situaciones, eventos y proyectos que se están llevando a cabo, en ese mismo plano mental, por las diferentes razas y el primer círculo del poder de las élites del planeta para materializarlo.

¿Toda la élite está al tanto de estos planes?

No, como hemos dicho parece que solo el nivel más interno del poder en la estructura que rige nuestro planeta está al tanto y al mando de los mismos, de ahí que, como no hay “medios logísticos” y suficientes para ponerse todos a salvo cuando se detonen, si lo consiguen, los planes que están aun cristalizándose, la misma “élite” está librándose de aquellos dentro de su misma estructura de poder que considera prescindibles.

Así, es posible que hayáis leído rumores por Internet que va a haber muchas detenciones de los “malos”, que van a caer muchos personajes influyentes, que estamos desmontándoles el juego y que pronto van a estar todos en la cárcel, etc. Bueno, solo entregarán y dejarán que sean cogidos aquellos que no tienen papeles importantes ni roles preeminentes dentro de estos planes, así que, como no caben todos en sus propios medios de transporte para salir del planeta en último caso o como forma de protegerse ellos mismos, tienen que deshacerse entre ellos de los que “sobran”.

Esto, que vuelve a parecer de ciencia-ficción, es otra de las verdades que ya nos comunicaron en su momento a través de varias películas y demás, cuando solo unos cuantos personajes en poder tenían un billete para subirse a alguna de las “arcas” que salvan a la humanidad en caso de catástrofe total. Para los que os guste el tema mal llamado “conspiranoico”, este plan se conoce en clave como Alternativa 3 y ya fue discutido varias veces cuando activarlo y cuando no en una de las reuniones de los Bilderberg de hace unos tres años.

Reconstruyendo los elementos eliminados

Volviendo al tema que nos compete, las peticiones que habéis hecho algunos de vosotros estas últimas dos semanas pidiéndole a vuestros YS que fueran desmontando estos escenarios en el plano mental han tenido efectos limitados, haría falta una enorme masa crítica de personas y fuerzas borrando, transmutando y cambiando a nivel macro esta situación para que se borrara del todo. Como las fuerzas contrarias vuelven a reconstruirlo, el efecto está siendo mínimo.

¿Qué significa que vuelve a reconstruirlo? Pues si a ti te van borrando las ideas y los planes que tienes en tu mente para montar el encuentro de amigos pero minutos después otra persona de tu confianza y en tu línea de acción te los vuelve a recordar, te los vuelve a insertar en la mente y te vuelve a reforzar la idea de lo que tienes que hacer, tu escenario mental sigue intacto, y, como mucho, solo se retrasa el tiempo que pasa entre que se detecta que hemos borrado una parte del escenario y del “proyecto” hasta que vuelven a generar las formas mentales que vuelven a reconstruirlo de forma igual o similar.

De momento, este es el juego, cada persona que trabaja para ir desmontando lo que puede abarcar recibe apoyo y ayuda y protección hasta el nivel que se le puede dar sin violar las leyes evolutivas y sus propios procesos de crecimiento y aprendizaje, y dependiendo además de las “puertas” que tenga en su sistema energético que faciliten o dificulten esta protección. Cada petición quita una pieza, que a veces puede hacer que ese escenario que desmontamos se retrase más o menos días en cristalizar al 100% para caer el plano etérico. Aun no hemos llegado a esa situación pero estamos a punto.

Cuando la situación caiga a nivel etérico será como cuando el restaurante ya está reservado, los amigos ya están confirmados, los detalles logísticos se han solucionado pero la reunión aun no se ha materializado, pero está en proceso, por lo tanto, es mucho más difícil luego cancelarlo. Vamos a ver que sigue sucediendo en las próximas semanas mientras se sigue ganando algo de tiempo para que otras protecciones entren en juego si llega el caso de que sean necesarias.



un abrazo,
David Topí

jueves, 18 de enero de 2018

Que hacer si tu pareja es muy celoso



¿Qué les provoca volverse tan pesadamente celosos con nosotras?

Infidelidades anteriores:

Si ha sufrido infidelidades con anterioridad, no es sorprendente que se vuelva celoso; las experiencias nos moldean. Puede que se esté preguntando por qué debe confiar en ti, si antes confió en otra persona que no le fue fiel.

Haber crecido viendo infidelidades:

No sólo las experiencias pueden afectar al hombre, si ha crecido viendo infidelidades entre sus padres, especialmente por parte de su madre, el hombre es más susceptible a ser receloso en creer que una mujer es fiel.

Baja autoestima:

Un hombre con baja autoestima siempre se preguntará por qué sigues con él, y hasta cuándo será. Se pone celoso porque teme que igual algún día quieras probar algo “mejor”. Que la mujer tenga más éxito o mejor salario:

Esto es algo que casi siempre parece causarles problema de seguridad. El hombre para sentirse valioso y valorado suele necesitar sentirse como el proveedor principal, por lo que cuando es la mujer la que tiene éxito en cualquier área, especialmente en la económica, se le hace fácil sufrir celos.

· Qué hacer ante los celos de tu pareja:

Reconoce que sus celos son un problema:

Muchas mujeres confunden el comportamiento posesivo de sus parejas con romanticismo, otras intentan ignorarlo o viven intentando evitar darle la más mínima razón para que salir otra vez con un ataque de celos. Estar con alguien tan inseguro es un serio problema, no es sano, si es alguien que siempre sufre de seguros, hay que reconocerlo para comenzar a solucionarlo.

Que él también lo reconozca:

Ambos deben reconocer que los excesos de celos están presentes y que son muy negativos. Tienes que hacérselo ver y entender; si te quiere querrá lo mejor para ti, y esa inseguridad de su parte no te hace ningún bien, ni a ti, ni a la relación.

Que él se comprometa a cambiar:

Una vez has logrado hacerle ver el problema, no lo dejes ahí: oblígale a cambiar por amor a ti, por el bien de la relación y porque es lo correcto.

No pierdas tu libertad:

Sigue siendo la misma, no te dejes manipular por sus celos; eso acaba en un ciclo vicioso en el que acabas siendo una sumisa oculta y sin vida. En cuanto hagas concesiones por temor a sus celos, encontrará otras cosas que le comenzarán a provocar celos. Ser fiel y buena con él debiera ser más que razón suficiente para querer seguir a tu lado. No le entregues tu libertad y la esencia de tu forma de ser.

Habla con él sobre los motivos de sus celos:

Para resolver sus problemas y diferencias, los adultos hablan de sus problemas. Tienes que hablar con él. Habla sobre porqué sufre esos ataques de celos; la raíz del problema, que de eso tú no tienes culpa. No dejes que te haga sentir culpable de sus celos, si eres fiel los celos son un problema suyo que te está afectando a ti. Para resolverlo, tienes que ayudarle a ver de dónde viene ese sentimiento de celos paranoicos. Hablen sobre cómo les afectan sus celos, cómo los expresa y cómo va a tratarlos en el futuro. Algo tiene que cambiar.

Tener una señal secreta:

Puede ayudar tener una señal secreta, un gesto o algo así que sirva para avisar al otro de que hay un problema de celos. Así se podrá controlar más en público sin armar grandes escenarios, sabiendo que tú sabes que se siente amenazado, o por tu parte, haciéndole ver que eres consciente y que no tiene razón de ser.

Nunca le des la razón:

Sus celos de ataques no tienen razón de ser, nunca le digas ni a él ni a nadie que tenía razón para ponerse así de celoso, que hiciste algo que a él siempre le pone así, que fue tu culpa. Eso sólo le da razón a él, y aunque te parezca la forma más fácil de quitarte el problema por ahora, te va a provocar más y peores problemas en el futuro. Puedes apoyarle, compadecerte de él, pero nunca darle la razón.

Busca ayuda:

Si se valora la relación, si se ama a la otra persona, se ha de estar dispuesto a recurrir a ayuda externa. Puede que comience por los amigos o la familia, pero si hace falta, por el bien de la pareja, para que los celos no lo arruinen todo, puede que haga falta recurrir a un consejero profesional. Si es así ni lo dudes, la relación está en juego.

http://amosermujer.life


3 cosas que debes saber sobre las personas manipuladoras y cómo mantenerlas lejos.


¿Es posible ser pasivo y agresivo al mismo tiempo? En la mayoría de nosotros esto es poco probable. Sin embargo, estos dos rasgos contradictorios de la personalidad se unen y se combinan para definir un tipo de personalidad desconocido: el pasivo-agresivo.

Tal vez ya te haya pasado que entre las personas que conoces, hay una que logra irritarte con facilidad (más que otros). Por más que le pidas las cosas de manera amable y educada, se niega a colaborar. Aunque le expliques que necesitas terminar con un asunto lo antes posible, tienes la sensación de que pone trabas permanentemente para demorarlo todo. Pero en especial, lo que más indigna es que permanentemente refunfuña y se queja y da la sensación de que sólo le interesa estar encerrado en su burbuja.

Y aunque no estés seguro, sientes que debes desconfiar de esta persona porque sospechas que siempre está urdiendo un plan maquiavélico con el fin de perjudicarte. ¿Suena paranoico? No mucho, porque cuando se trata de la personalidad de alguien pasivo-agresivo, precisamente una de sus características más comunes, es la del placer por la venganza pero evitando el conflicto.

Lo primero que caracteriza a estas personalidades es el “sí, pero…” Son personas que dicen que “sí”, pero hacen “no”. Y más que aceptar las críticas que surgen como consecuencia de la inacción o de reconocer los errores, se quejan de los demás, se ponen en lugar de víctimas y acusan.

El comportamiento del pasivo-agresivo.

Sabemos que estamos en presencia de un comportamiento pasivo-agresivo cuando una persona enmascara a diario sus sentimientos y no nos asume. Puede tratarse del enojo, del rencor, de un malestar racional o incluso de una gran frustración. Adoptando numerosas actitudes pasivas, el sujeto resiste o evita las relaciones o los actos. Una actitud pasiva puede ser también una forma de impotencia.

Las personas sin darse cuenta, desarrollan un mecanismo de defensa que puede expresarse de distintas maneras, como por ejemplo:

- Quejarse con el fin de ser siempre la víctima.

- Mentir.

- Olvidar citas y compromisos.

- No asumir responsabilidades.

- Desear venganza.

- Actuar de mala fe.

- Ocultar deliberadamente sus sentimientos.

- Sentir temor a confiar en alguien.

- Demorar comenzar un trabajo, a menos que sepa que obtendrá un beneficio o una satisfacción con eso.

- Tener dificultad o imposibilidad de tomar una decisión.

- Ser perezoso.

El pasivo-agresivo suele mostrarse con una apariencia amable. Sin embargo, es un manipulador que presiona a su entorno y tiene tendencia a reprochar a otros los fracasos de los cuales él es único responsable.

Es obstinado y mentiroso además de extremadamente susceptible. Rechaza la competencia, la intimidad, evita expresar abiertamente su enojo que traslada a actitudes de venganza, revancha o gestos desagradables con los que lo rodean. Pierde fácilmente objetos, se muestra apesadumbrado, no acepta sugerencias de otros y deja para mañana lo que puede hacer hoy.

Un pasivo agresivo desea hacer fracasar al otro sin que nadie lo note. Le gusta provocar situaciones conflictivas a espaldas de los demás.

La pasividad agresiva es una violencia solapada y maliciosa al mismo tiempo que recurrente y destructiva para el cónyuge o el entorno familiar. Es bueno saber que el pasivo-agresivo se expresa a menudo de una manera mordaz o hace comentarios desagradables para luego defenderse diciendo que el interlocutor las malinterpretó. Incluso, suele encontrar excusas incoherentes a sus errores.


¿Cuál es el origen de este rasgo en la personalidad?

El pasivo-agresivo es una persona que se victimiza todo el tiempo. Tiene baja autoestima y se niega a confrontar. Opone una resistencia continua a los demás y está en el límite de los trastornos psicóticos.

En la mayoría de los casos, las causas de un comportamiento pasivo-agresivo remontan a la infancia, momento en el que el sujeto (hombre o mujer) no tuvo una autoridad paterna o no encontró en alguno de sus padres al menos una persona capaz de prohibir o ponerle límites.

Pero también pudieron haberse dado estas situaciones:

- Haber sufrido el autoritarismo permanente de un padre o madre tiránicos.

- Haber sido obligado a enfrentar responsabilidades demasiado complejas para un niño.

- Haber sido afectado por un narcisismo precoz.

¿Cómo actuar ante un pasivo-agresivo?

“Intentar llegar a un acuerdo con una persona que se encuentra en una postura pasivo agresiva puede resultar muy complicado”, explica el psiquiatra Félix-Antoine Bérubé. Para salir de un círculo de defensa pasivo-agresivo reflejo que puede hacer sufrir, la persona debe desear encontrar una solución con un terapeuta. Sin embargo, en general es el cónyuge, los compañeros de trabajo o el terapeuta mismo quien debe “negociar” con las defensas pasivo-agresivas de la persona.

Lo importante para salirse de las relaciones problemáticas, es lograr establecer una relación de confianza y de compañerismo, estableciendo términos de colaboración eficaz.

Responsabilizar a la persona confrontándola a sus contradicciones de manera calma y constructiva, puede ser interesante sobre todo dentro del cuadro de una psicoterapia.

Cuando nuestra pareja es un pasivo-agresivo.

El doctor Salomón Nasielski, especializado en problemas de pareja, explica que “todo depende de las reglas y de la política de acción que se fija en el seno de cada pareja. Vivir con alguien que siempre encuentra una forma de retenernos cuando estamos apurados, que no hace nunca lo que se le pide y se excusa todo el tiempo o se ubica siempre en una situación de negación, rápidamente puede volver la vida de alguien insoportable. Pero los problemas provocados por las conductas pasivo-agresivas, no son siempre exclusivas de este comportamiento y deben analizarse de manera más general. 


Estar en pareja, es estar con alguien que evoluciona con sus cualidades y defectos, el punto es saber cuánto puedo tolerar, cuáles son mis límites y cuáles son los que hemos fijado en conjunto para poder estar juntos.

Es así como puede suceder que un cónyuge incomodado habla francamente al otro y le explica que el problema lo origina él, que la solución a esta situación es un cambio de comportamiento. Pero, ¿la persona está en condiciones de comprender su problema? ¿Necesita realizar una terapia? Si el cónyuge no puede hablar, la terapia de pareja puede ser interesante y puede ser una solución. No existe un remedio milagroso. De una pareja a otra todo puede cambiar, no hay una única regla.”

¿Somos todos potenciales pasivo-agresivos?

“Si somos sinceros con nosotros mismos y damos prueba de honestidad, todos podremos recordar un momento en el que hemos tenido una actitud pasivo agresiva”, afirma el doctor Félix-Antoine Bérubé.

Desconfianza hacia la persona que nos pide algo, voluntad inconsciente de expresar tal o cual desacuerdo, impresión verdadera o falsa de estar siendo manipulado; los motivos de una reacción de defensa pasivo-agresivo sus numerosos. Obviamente es imposible contar la cantidad de personas que tienen un uso sintomático de los mecanismos de defensa pasivo-agresivo.

Sin embargo, podemos estimar que hombres y mujeres utilizan por igual este recurso. De modo que no debemos establecer estereotipos de “pasivo-agresivo” a un hombre o a una mujer que en una relación de pareja tienen dificultades para comunicarse. El hecho es que simplemente existen personas más introvertidas que otras a quienes les cuesta más confiar o que adoptan más a menudo posturas de defensa sin que esto sea necesariamente una patología.


¿Cómo actuar ante el pasivo-agresivo?

Este tipo de personalidad tiene que ver con un tipo de violencia solapada, muy difícil de identificar porque es insidiosa, sin golpes ni insultos. La agresión se traduce en pequeños detalles que parecen insignificantes. Es un tipo de trato sin maltrato pero injurioso que se refleja en ignorancia hacia el otro e indiferencia. Es decir, la agresión es realmente real y puede repetirse indefinidamente.

Existen dos métodos principales para enfrentar al pasivo-agresivo. 


La primera, pasar por alto la estrategia del “falso inocente” que consiste en jugar el mismo juego que el pasivo-agresivo y requiere de una inmensa capacidad de escucha y de control de sí mismo. El objetivo es identificar la incoherencia en las excusas dadas por el pasivo-agresivo, desarticular sus argumentos sin moralismos y sin juzgar e intentar de esta manera hacerlo entrar en razones.

La segunda, tiene que ver con la comunicación no violenta. La comunicación no violenta es más que una simple técnica, es un arte de vivir. Corresponde a la búsqueda de una conexión benevolente con el otro y a una forma particular de comunicar que tiene tres facetas: la observación de los hechos, la expresión de los sentimientos y de las necesidades y la formulación de un deseo.

El pasivo-agresivo puede cambiar su actitud pero necesita entender y ser consciente de su problema, que gracias a una terapia recibirá ayuda para analizar por sí mismo sus bloqueos, identificarlos y estar dispuesto entonces a superarlos.

¿Cuantos pasivo-agresivos conoces? ¡No dejes de compartir estas características de una personalidad tan particular!


https://saludable.guru


LA CASUALIDAD NO EXISTE, EXISTE LA SINCRONICIDAD



A todos nos ha pasado en alguna ocasión una coincidencia que parecía tan improbable que nos resulta mágica y epifánica, como si existieran conexiones entre sucesos, personas o información a través de hilos invisibles que tan sólo podemos vislumbrar por momentos.

Seguro que alguna vez te ha pasado que un libro o un anuncio publicitario te han dado la respuesta a esa duda que continuamente te estabas planteando, que ibas a llamar por teléfono a una persona y en ese mismo instante, es ella la que te llama, que has tenido un encuentro inesperado en un lugar inesperado o que has encontrado a la persona exacta cuando la necesitabas apareciendo de la nada. Esto no es casualidad, sino sincronicidad, uno de los aspectos más enigmáticos y sorprendentes de este universo.


¿Qué es la sincronicidad?

El psicólogo Carl G. Jung fue quien acuñó el término de sincronicidad, refiriéndose a “la simultaneidad de dos sucesos vinculados por el sentido pero de manera no causal”, como la unión de los acontecimientos interiores y exteriores de un modo que no se puede explicar pero que tiene cierto sentido para la persona que lo observa.

Jung llegó a la conclusión de que hay una íntima conexión entre el individuo y su entorno, que en determinados momentos ejerce una atracción que acaba creando circunstancias coincidentes, teniendo un valor específico para las personas que la viven, un significado simbólico. Son este tipo de eventos los que solemos achacar a la casualidad, la suerte o incluso a la magia, según las perspectivas que tenemos.

La sincronicidad nos representaría en el plano físico por ejemplo, la idea o solución que se esconde en nuestra mente, maquillada de sorpresa y coincidencia, siendo de esta manera mucho más fácil alcanzar.

Una experiencia sincrónica suele venir a nuestras vidas cuando menos nos lo esperamos, pero en el momento exacto, cambiando en ocasiones la dirección de nuestras vidas e influyendo en nuestros pensamientos. Pero para ello, tenemos que estar receptivos y atentos al mundo que nos rodea, creando la apertura a esa posibilidad de sincronicidad.

Cuanto más alertas estemos con respecto a nuestro entorno, más probabilidades habrá de que ocurra la sincronicidad a nuestro alrededor o al menos, que le prestemos atención desde pequeñas conversaciones, canciones de la radio o mensajes publicitarios, por ejemplo, hasta encuentros aparentemente “fortuitos”. Tan sólo hay que estar atentos.

Si dejamos a las circunstancias fluir y no presionamos ni forzamos la ocurrencia de sucesos o la voluntad de las personas, mientras mantenemos una actitud receptiva y de apertura, dejándonos llevar por nuestra intuición y nuestra sabiduría interior, nos abriremos a “la magia” que nos ofrece la experiencia de la sincronicidad. Si sabemos escucharla puede convertirse en una buena guía para nuestras vidas.

Quizás esta sea una de las muchas leyes universales que no puedan ser probadas con demasiada seguridad, pero que sin embargo su presencia ha guiado la vida de multitud de personas sin siquiera pensarlo, y es una de las razones que nos hace mantenerla vigentes.

Incluso este artículo puede haber sido fruto de la sincronicidad.-

Gema Sánchez Cuevas-
https://consejosdelconejo.com

miércoles, 17 de enero de 2018

8 cosas que debes saber del amor verdadero


Amor verdadero significa saber reconocer y asumir que las personas tenemos tantos defectos como virtudes, que probablemente nos incomoden costumbres, que no todo es de color de rosas y que no vivimos en un cuento de príncipes y princesas enamorados.


El amor verdadero es algo que va más allá de amar las coincidencias. Un amor sincero y verdadero es enamorarse de las diferencias con gran intensidad, ser tolerantes con las incomodidades y abrir las puertas a la confianza.

Uno no puede decir que ama al otro hasta que no se conocen sus demonios, su ira, su enfado y sus contradicciones. Hace falta amar de verdad para comprender que en una relación no todo es belleza, sino que también hay caos y, junto a él, dinamita.


En resumen, el amor verdadero es convivir cuidando muchos detalles, armando rompecabezas y montando castillos de ilusiones y desilusiones en el aire. Si asumimos esto conoceremos el verdadero valor de la permanencia, de que hay sentimientos que perduran, que no son de usar y tirar.


Amar de verdad es un gran desafío. Por eso para conseguirlo tenemos que deshacernos de todas aquellas ideas que nos impidan sostener la realidad. Para ello debemos tener claras ciertas premisas que nos ayudarán a saber lo que es y lo que no es el amor verdadero. Veámoslas…


1. Enamórate de ti y de la vida, después hazlo de quien quieras


Para amar sin dependencia ni necesidad hace falta valorarnos a nosotros mismos primero. O sea, para decir “te quiero” primero debes saber decir “me quiero”. El amor propio y el conocimiento de uno mismo son las claves para generar relaciones saludables.

En resumen, para encontrar a la persona adecuada también debemos prepararnos nosotros para una relación. Esto exige un trabajo interior que puede resultar costoso pero que, sin embargo, tendrá grandes beneficios.

“Si el amor fuera un árbol, las raíces serían tu amor propio. Cuanto más te quieras, más frutas dará tu amor a los demás y más sostenible será en el tiempo”


-Walter Riso-


2. Amar es querer sin condiciones ni excepciones


Es natural y normal que no nos guste todo de nuestra pareja. Sin embargo, las diferencias hacen hermoso y completo al amor. Si solo amamos aquello que nos gusta o de la forma en que lo idealizamos, el cariño no se podrá sostener por mucho tiempo, ya que somos seres repletos de luces y de sombras.


3. Amar no es necesitar, es preferir

La dependencia y el amor están tan reñidos que si les obligamos a coexistir, se destruyen. Nadie en la vida tiene la responsabilidad de completar lo que nos falta. Por eso preferir en vez de necesitar tiene como consecuencia directa otorgarle más valor a la persona que queremos, pues la valoraremos por quién es y no por lo que nos aporta.


La resolución de este punto está muy ligada al primero; es decir, necesitamos trabajarnos y cuidarnos a nosotros mismos para no caer en la “necesidad” de que alguien tape nuestras heridas y elimine nuestras carencias. Por eso, la clave del amor verdadero está en nosotros mismos.


4. Ser la pareja perfecta no significa no tener problemas, sino saber solucionarlos


A veces caemos en el error de creer que para que el amor funcione es necesario no tener problemas, no discutir, comprenderse al 100% y siempre estar dispuestos al otro. Sin embargo, el amor verdadero es hacer frente a lo bueno y a lo malo sin ningún tipo de anestesia. Es decir, contemplar la realidad tal cual es y resolver los problemas a través del respeto, del compromiso y de la estabilidad.


5. El amor verdadero no crece de la nada, se construye


Para construir el amor es necesario formar un equipo y establecer las normas del juego. Para poder saltar a la cancha deberíamos saber que son necesarias la comunicación, la escucha sincera y empática, los diálogos abiertos y la eliminación de pretensiones.


El amor se construirá con los cimientos del apoyo, del reconocimiento y del cariño verdadero. A través de estas premisas construiremos algo mejor que un amor: una complicidad.


6. Para amar de manera plena debes establecer tus límites emocionales



Una relación sana no está fundamentada en juegos de poder ni en condiciones, sino que se basa en propósitos conjuntos, equilibrados y saludables. Así, deberíamos deshacernos de la idea del sacrificio ligado al amor.


Hay ciertas cosas que no debemos tolerar como son el abuso, el engaño, la manipulación emocional, el maltrato o la violación de nuestros valores. Todos ellos se fundamentan en la falta de respeto y la falta de amor, por lo que rechazarlo significa no sobrepasar nuestros límites emocionales.


7. Al verdadero amor no se le conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece


El amor no es control ni exigencia, es libertad y confianza. A pesar de esto, la esclavitud emocional es mucho más común de lo que nos gustaría reconocer; de hecho, es demasiado común encontrarnos con ideas erróneas en cuanto al compromiso y la pareja.


Para eso es necesario eliminar victimismos y reproches que pretenden justificar malas acciones o malas palabras. Este tipo de comportamientos nos mantienen atrapados en una espiral negativa que nutre nuestra relación de oscuridad, desconfianza y falsas expectativas.


Del mismo modo, si por estar al lado de alguien tienes que sacrificar parte de ti y de tu vida, entonces ese amor te está mermando. El amor se basa en el respeto y en el crecimiento individual de cada uno de los miembros de la pareja.


8. Si el amor te aprieta, no es tu talla


Si el amor duele, significa que no es amor, que estamos confundiendo sentimientos y que nos estamos destrozando. O sea, que si nos estamos ahogando es el momento de salir del agua. No somos nosotros los que debemos cambiar para encajar con nuestra pareja, sino que quizás aún no hemos encontrado un zapato a nuestra medida. En el caso de que la relación suponga angustia, lo mejor es dejar ir.


Si un miembro de la pareja veta una parte del otro, es hora de decir adiós y dejar marchar. O sea, es el momento de restablecer prioridades y comprender que de lo que nos hace sufrir es el momento de prescindir.


Cada una de estas claves fundamentarán una relación sana y duradera. Por eso es el momento de deshacernos de todas aquellas ideas que contradigan valores como la libertad, la confianza y el cuidado de uno mismo.

https://lamenteesmaravillosa.com/


Mi corazón va por un lado y mi vida por otro



Todos deberíamos escuchar a nuestro corazón. La verdad es que ninguno de nosotros puede ser absolutamente coherente cada día y a cada hora. Estamos habitados por contradicciones porque amamos y odiamos al mismo tiempo, porque somos valientes y al mismo tiempo huimos, porque somos buenos y a la vez podemos causar daño. Sin embargo, logramos lidiar con esas contradicciones, de modo que construimos una forma de ser y de vivir, más o menos, consistente.


Para algunas personas no es posible construir esa base mínima de coherencia. Viven como no desean vivir. Trabajan como no desean trabajar. Aman como no quieren amar. En esos casos, hay una fuerte dicotomía entre lo que se siente desde el corazón y lo que se lleva a la práctica en los actos. Es como si vivieran una existencia prestada.


“Mi corona está en el corazón, no en mi cabeza”




-William Shakespear




Los casos son muchos. Personas que no aman a su pareja realmente, pero mantienen una relación con ella a pesar de todo. Gente que va todos los días a su trabajo y lo único que anhela desesperadamente es la hora de salir de allí. También están los que escogieron una profesión que detestan o quienes aparentan todo el tiempo que aprecian a las personas de su entorno, cuando en realidad solo quisieran verles desaparecer.




Por supuesto, todos tenemos días o etapas en las que renegamos un poco de la forma en la que vivimos. En ciertas circunstancias le perdemos algo de gusto al trabajo o nos sentimos distanciados de la pareja o nos fastidia lo que nos rodea. Pero cuando, en esencia, estamos conectados a la vida desde lo profundo del corazón, esos episodios no pasan de ser pasajeros y se superan con relativa facilidad.


Cuando el corazón no está conectado con la vida


Seguramente muchas de las personas que no logran experimentar la vida desde su corazón, dirán que esto se debe a alguna limitación externa. Si odian su trabajo, pero permanecen ahí, argumentarán que “la necesidad tiene cara de perro”, que las cuentas a fin de mes no dan espera y que sería muy difícil conseguir un nuevo empleo. Sin embargo, tampoco ves que lo busquen o que hagan algún tipo de esfuerzo para salir de una labor que dicen detestar.


Esto es todavía más frecuente en las relaciones de pareja. Seguramente conoces a alguien que mantiene una queja constante frente a su pareja y sigue haciéndolo así durante años y años. Si le dices que deje a esa persona, te responderá que algún día lo hará, o que no puede hacerlo por los niños, por la hipoteca compartida o por las convicciones religiosas.


Es entonces cuando cualquiera se pregunta: Si es imposible superar esa situación, ¿por qué, entonces, no busca alguna forma de adaptarse a ella? Y si es posible superarla, ¿por qué no hace lo necesario para acabar con ese supuesto tormento?


Es en esos casos cuando el corazón va por un lado y la vida por otro. La persona sufre y se siente atrapada, pero no visualiza una forma para salir de ese laberinto. O bien cree que “así es la vida” y así se debe aceptar; o bien piensa que no es capaz de hacer un cambio. En el fondo, lo que opera es una fuerza inconsciente que desconoce.




Los mandatos inconscientes




Casi todos creemos que nuestras razones para actuar son completamente claras, pese a que muchas veces nos preguntan por qué hacemos lo que hacemos y damos respuestas muy vagas. Lo cierto es que la mente humana es mucho más compleja que eso. Parece que hay una amplia zona desconocida para nosotros mismos, en donde se alojan los motivos más profundos y auténticos de lo que hacemos.


Desde que nacemos, estamos supeditados al deseo de los otros. Nuestros padresconstruyen un significado consciente para nuestra existencia, pero también depositan expectativas y deseos inconscientes para nuestra vida.


Una madre deprimida, por ejemplo, te transmite el amor que puede darte, pero también un cierto halo gris en torno a todo lo que ocurre. Un padre distante te da amor a su modo, pero también se convierte en un fantasma inalcanzable al que quizás quieres complacer y acercar sacando buenas notas, o siendo “muy juicioso”, o armando problemas en todas partes.



Si tu corazón va por un lado y tu vida por otro, lo que sucede es que hay una contradicción entre tu deseo consciente y tu deseo inconsciente. Probablemente vives como alguien desea, o deseó, que vivieras. Ese alguien es, seguramente, uno de tus padres o de las figuras relevantes de tu infancia.



Y quieres complacerle, pero en el fondo sabes que actúas motivado por un deseo ajeno. Sin embargo, algo dentro de ti te impide rebelarte y reclamar una vida genuina, hecha a la medida de tus propios anhelos. Ese algo es el miedo infantil a perder el amor de esas personas de las que, inconscientemente, sigues dependiendo.


En el interior de cada uno de nosotros habita un niño desprotegido que haría lo que fuera necesario por no perder el amor, la atención y el cuidado de sus padres. Algunos aprenden a reconocer los recursos que tienen para hacer una vida individual, lejos de esas sombras.


Otros, en cambio, siguen gravitando alrededor de un conflicto inconsciente no resuelto con alguno de sus progenitores. Crecen, estudian, trabajan y se vuelven médicos o hasta presidentes. Pero sienten que no son ellos mismos.


Cuando el corazón no llora, llora el cuerpo


Las emociones no surgen de la nada, sino que están relacionadas con el modo de interpretar lo que nos sucede en nuestro cuerpo.Ver más »

Edith Sánchez

Escritora y periodista colombiana. Ganadora de varios premios de crónica y de gestión cultural. Algunas de sus publicaciones son "Inventario de asombros", "Humor Cautivo" y "Un duro, aproximaciones a la vida".

https://lamenteesmaravillosa.com/