martes, 31 de enero de 2017

Libro "Cuerpos Integrados". De Ashamel Lemagsa. (En pdf)




Amados...

En diciembre del año 2012 inicié este proyecto de escribir un libro, donde se explicara de manera sencilla el funcionamiento y las interrelaciones entre los cuerpos energético y el cuerpo físico.

Mi mayor interés era en el momento que escribí el libro y aún lo sigue siento, que el Ser Humano comprenda que no es solo un cuerpo físico que debe atender y cuidar, son más cuerpos como el cuerpo etérico, el Astral o emocional o el cuerpo Mental, entre otros.

Todos ellos son responsabilidad total de cada ser humano y aunque la energía de otras personas puedan afectarnos, somo nosotros los responsables de cuidarlos y mantenerlos sanos.

"Cuerpos Integrados" lo comencé a editar por capítulos en el año 2013 y lo terminé de editar totalmente en el año 2015.

Es gratuito, nada obtengo económicamente de su difusión, pues solo busco aportar a los lectores una visión integral del Cuerpo Humano y que al finalizar su lectura comprenda que lo que se consume de alimentos afectan no solo al cuerpo físico sino a los otros cuerpos energéticos y que un pensamiento afecta al cuerpo físico o que un pensamiento afecta al restos de los cuerpos tanto negativamente como positivamente.

Somos responsables del funcionamiento de nuestros cuerpos energéticos y físico, tratarlos con amor y respeto es fundamental como paso inicial para nuestra evolución como Humanidad.

Hoy les comparto el libro completo en pdf , esperando que les sea de utilidad a todos los lectores.

Finalmente, dejo en claro que no autorizo la comercialización del mismo ni parcialmente ni en su totalidad, aclarando que es de mi autoría, así como se deben citar todas las fuentes consultadas por mi.

Bendiciones Infinitas.

Los Amo!

Con Amor Ashamel Lemagsa.


Libro: "Cuerpos Integrados" De Ashamel Lemagsa. (En pdf)



lunes, 30 de enero de 2017

CÓMO CONECTARTE CON TU CUERPO Por Laura Foletto.


 Aspectos prácticos:

• Alimentación lo más natural posible: la mayoría de las comidas industrializadas están llenas de químicos o productos dañinos.  En la medida de tus posibilidades, trata de que ellos sean la menor cantidad y retorna a los cereales, verduras y frutas.  Toma al menos dos litros de agua por día (la necesitamos para gestionar los cambios energéticos).  

• Actividad física: si deseas caminar, hacer yoga, taichí, danza, lo que prefieras, hazlo con conciencia; no estés pensando en otra cosa o exigiéndote o haciéndolo porque “debes”; percibe tu cuerpo, disfrútalo, escúchalo, aventúrate a ir más allá de las limitaciones, con delicadeza y cariño.

• Peso adecuado: por supuesto, no tienes que ser un modelo, pero estar por debajo o por encima del peso conveniente a tu altura y edad sólo te traerá problemas.

• Salud: este cuerpo estará contigo por el resto de tu vida… ¿es obvio, sí?  Sin embargo, hoy lo tratas como si no te fuera a pasar las consecuencias de tus desatinos el día de mañana.  Llegarán y no serán buenas.  Cuídalo, hazte exámenes, busca medicaciones y técnicas alternativas, que lo respeten y no sean invasivas, agradécele cada día que esté sano, fuerte y sensible.

• Aspecto agradable: te sientes como te ves, esto es una realidad.  Si te ocultas debajo de ropas enormes o feas, si no prestas atención a tu aspecto físico en general, estás mostrándote (y mostrándole a los demás) lo poco que sientes que vales.  Quizás, no te des cuenta de que ropa interior y medias desgastadas o rotas manifiestan  tu estado interior.  Que una vestimenta ridícula o estropeada o antiestética proclama más de ti que cualquier otra cosa.  No son banalidades: tú eres tú en cada cosa que haces.  Mira programas del tipo “No te lo pongas!” y aprende a vestirte según tu cuerpo y edad.  Visita tiendas de distintos estilos y juega, prueba diferentes aspectos de ti y diviértete.  No tienes que ser monotemático, puedes tener ropa de acuerdo a tus múltiples roles y estados de ánimo.  Además, ten un corte y color de cabello adecuados a tu rostro, uñas arregladas, mantente limpio y saludable.  Haz un cambio exterior para que surja tu brillante interior.


Relación CuerpoMente:

• Vive en el cuerpo: pareciera una tontería esta afirmación pero tú vives en tu mente.  Realizas todo automáticamente, mientras piensas en lo que hiciste o vas a hacer o te criticas o te atemorizas.  Mientras tanto, te pierdes del presente, que es lo único real que tienes.  Así que… observa tu cuerpo: ¿sientes cómo está la respiración, las tensiones, los apoyos, las sensaciones, los dolores, etc.?, ¿está cómodo, necesita un descanso, no le gusta una situación o un ambiente, reclama tu atención a algún tema con un síntoma o una enfermedad, precisa contacto con la Naturaleza, con un mimo, con una persona?  Tócalo, acarícialo, halágalo mientras te bañas, gózalo.

• Presencia total: ¿has percibido cuán molesto es cuando alguien parece que está ahí pero en realidad está en otro lado?  Tú lo haces continuamente.  Los que más lo descubren son los niños, por eso demandan presencia, muchas veces con un mal comportamiento.  Deja de volar inútilmente y baja a tu cuerpo, vive en el aquí y ahora, aprecia las posibilidades que hay en este momento.  Si crees que el mañana te traerá lo que necesitas, toma nota de que hoy era el mañana de ayer.

Conexión con tu Alma:

• Es un templo: obnubilados por siglos de oscurantismo acerca de que el cuerpo es sucio, perecedero y maligno, no distinguimos que lo degradamos o lo demonizamos inconscientemente.  Por el contrario, es energía densificada, acoplada a los cuerpos sutiles.  Entonces, hónralo y encuentra tu divinidad en él.

• Relación cotidiana: tu Alma intenta comunicarse contigo todo el tiempo, a través de lo que vives en lo habitual.  Pregúntate: “¿por qué/para qué sucedió esto?, ¿qué puedo transformar?, ¿cómo responder más sabia, serena, amorosamente?, ¿qué aporta mi conducta a Todo Lo Que Es?”  Cada momento de tu vida es una constante oportunidad de aprendizaje y co-creación. 

• Silencio: la estresante y febril actividad de nuestra sociedad es, en el fondo, un escape superficial del Ego a los reclamos de la Esencia.  Procura hacer silencio y escucharla, porque en la calma está la conexión.  Si necesitas meditar o rezar o caminar o mirar el fuego, hazlo.  En algún momento, este enlace debería ser cotidiano, natural y simple, tan parte de ti como comer.  De hecho, es tu verdadera nutrición.  Sencillamente, tu cuerpo está en íntima conexión con tu Alma, en Luz y Amor.  No lo hagas difícil: cree que así es y así será.


LA. CAUSA DE LA ESCLAVITUD Y DEL SUFRIMIENTO. Sri Swami Sivananda


Orígenes metafísicos de los males humanos

 Cuando el hombre se identifica con su cuerpo, sus sentidos y su mente, cae en el reino de la relatividad y queda sujeto a la experiencia de placer y dolor, gozo y pena, ganancia y pérdida. Es sólo por medio de la conciencia egoísta o Ahamkara que surgen las preocupaciones mentales, los peligros y la creciente actividad mundana. No hay mayor enemigo que el Ahamkara o egoísmo; mientras éste esté presente, seguirá engendrando  deseos en el hombre y esos deseos son la matriz de todos los sufrimientos. En los hombres de conciencia egoísta, la pasión domina e impide que surja el amor divino.

El trabajo de la ignorancia

Hay dos fuerzas en el hombre, una que lo conduce hacia arriba y la otra que lo lleva hacia abajo, hacia la impureza y la ignorancia. Las personas ignorantes realizan diferentes Karmas con variados motivos o deseos, y recogen los respectivos resultados de los mismos. Pero los sabios no llevan a cabo acciones egoístas, que nunca están libres de falta. El camello come arbustos espinosos; la sangre mana de su boca y a pesar de ello, no deja de comerlos. Así también, el hombre mundano pasa por sufrimientos y dolor, y aún así no abandona su mundanalidad. La ignorancia destruye el discernimiento y el hombre olvida su deber de lograr conocimiento del Ser o Brahma Jñana.

Esclavitud: Su causa central

En este mundo, no hay mejor navío para vadear el océano del Samsara que el dominio de la mente instintiva inferior. La mente impura consiste en los deseos sutiles que generan innumerables nacimientos. La tendencia a pensar en objetos sensuales es en verdad la causa de esclavitud. Liberación no significa más que la destrucción de la mente impura. La mente se purifica cuando los deseos son aniquilados. Si tienes pureza mental, recordarás a Dios; si siempre recuerdas a Dios, los nudos del corazón – ignorancia, deseo y acción – son destruidos. Obtienes liberación.

El semillero de todas las aberraciones

La imaginación errónea de que tú eres el cuerpo es la raíz de todos los males. Mediante el pensamiento erróneo te identificas con el cuerpo. Surge Dehadhyasa; te apegas al cuerpo; esto es Abhimana. Luego viene Mamata (noción de lo ‘mío’). Te identificas con tu esposa, tus hijos, tu casa y demás. Es esa identificación o ese apego lo que genera esclavitud, sufrimiento y dolor. No te sentiste apenado cuando millones de alemanes murieron en la guerra. ¿Por qué? Porque no había identificación ni apego. Pero lloras mucho cuando muere tu hijo, debido al apego. La palabra ‘mi’ produce una sorprendente influencia en la mente. Nota la diferencia en el efecto que se produce en la mente cuando oyes estas dos oraciones: ‘El caballo está muerto’ y ‘Mi caballo está muerto’. Vacíate de egoísmo. Serás llenado por Dios.

La triple raíz de la mayoría de las enfermedades

La mayoría de las enfermedades tiene su origen en el demasiado comer, el exceso sexual y los arrebatos de ira y odio. Si mantienes la mente fría y calmada en todo momento, tendrás una salud maravillosa, fuerza y vitalidad. La energía disminuye con los ataques de ira. Las células y los tejidos se llenan de sustancias mórbidas y venenosas cuando uno pierde los estribos y alberga sentimientos de odio. Entonces surgen muchas clases de enfermedades físicas. Diversas enfermedades nerviosas son atribuidas a la excesiva pérdida de energía seminal y a los frecuentes ataques de ira, furia o emociones indeseables. El fuego de la ira que enciendes para tus enemigos te quema a ti. Conquista la ira cultivando la serenidad. Medita diariamente en el Ser siempre sereno, el Eterno pacífico e inmutable. Obtendrás la virtud de la serenidad que todo lo cura.

Genealogía de los sufrimientos.

La siguiente es la cadena de la esclavitud. De la ignorancia, surge la falta de discernimiento; de ésta, surge el egoísmo o Abhimana; del egoísmo, surgen el amor y el odio; de éstos, las actividades o Karma; de las actividades, la encarnación o asunción de un cuerpo; de la encarnación, los sufrimientos. Un hombre cuya ropa se ha prendido fuego correrá inmediatamente hacia el agua; no se detendrá a preguntar cómo fue que su ropa comenzó a arder. Así también, siendo que estás atrapado en esta terrible rueda del Samsara, de nacimientos y muertes, con todo tipo de miserias, aflicciones y dolores, debes tratar lo mejor que puedas de liberarte de la ignorancia.

 Desarrolla desapego y discernimiento, e investiga ‘¿Quién soy?’.

LECTURAS DIARIAS por Sri Swami Sivananda

http://no-dualismo.blogspot.com.ar/

Cuando otras partes de ti, trabajan por ti. Por David Topí.


En los dos últimos artículos hemos hablado de transformaciones interiores siguiendo los ritmos adecuados a cada uno para el cambio, y de cómo estar presentes en ese estado del “aquí y ahora”, para facilitar la manifestación y aparición poco a poco de la consciencia de nuestro Yo Superior, que permita la transformación progresiva de la personalidad, reduciéndole poder al conductor automático incorporado en nuestro vehículo mental que es el programa ego.
Estos procesos y cambios de los que hemos hablado, no se dan de la noche a la mañana y, aunque no tardemos más que tres minutos en escanear más o menos el contenido de cualquier artículo o libro que nos los explique, y decirnos a nosotros mismos que vamos a intentar ponerlo en práctica, todos sabemos que 10m después, en general, ya estamos pendientes de otra cosa, y no hemos hecho más que añadir algunas ideas o retales de información al cuerpo mental, que, en la mayoría de los casos, es relegado a los bancos de memoria, cuando no filtrado y borrado del todo, sin mayor trascendencia para el crecimiento el individuo.
Así, visto desde este punto de vista, uno se preguntaría, entonces, cómo hacer realmente para poder llegar a conseguir de forma permanente eso de lo que hablamos, es decir, vivir lo máximo posible en este “presente”, fluir con el ritmo de las cosas, acompañar los ciclos de transformaciones constantes sin reticencias, permitir más regularmente el asomarse de la consciencia de nuestro ser al mundo físico, etc.
Cuando otras partes de ti, trabajan por ti
Afortunadamente hay mecanismos en otras partes de la psique que hacen parte del trabajo que la mente consciente olvida de hacer, cuando, tras haber leído o recibido información sobre cualquier cosa relativa a cómo avanzar, o crecer, o sobre lo que tenga que ver con nuestro despertar evolutivo, esta se va directamente luego a Facebook, o cualquier sitio por el estilo, a seguir leyendo otras noticias sobre la cría del cangrejo en Australia por pescadores en bañador, y cosas así, es decir, cuando volvemos al modo normal de funcionamiento automático, donde los estímulos externos de distracción, fascinación, pasatiempo y concentración en lo externo vuelven a predominar y llevar una vez más las riendas de la percepción y gestión de la realidad.
Y es que no habría forma de que se produjeran cambios significativos en la evolución del ser humano si otros componentes de nosotros mismos no tomarán también parte activa, pero no percibida por la mente consciente, en el proceso. Esto sucede, por ejemplo, con las transformaciones detonadas sutilmente por las energías que nos llegan a través de las palabras de un artículo, libro, vídeo, etc., que puede provocar choques y movimientos en nuestro inconsciente o subconsciente y removernos sin que lo notemos (para bien, estamos hablando, no entro en el tema de subliminales negativos o manipulativos, que también nos llegan constantemente a través de los medios), y que solo por el hecho de procesar cierta energía, nos ayuda a mover interiormente las aguas estancadas y estructuras compactadas que existen en todos nosotros. Es gracias a estos procesos de alquimia interior, que estamos en perpetuo cambio, aunque no lo notemos o sepamos monitorizarlos.
Refinando la materia de nuestra estructura energética
Todos nuestros cuerpos sutiles están constituidos por materia de los diferentes planos y niveles para los que son el vehículo evolutivo de nuestro ser, es decir, que el cuerpo etérico está hecho de materia etérica así como el cuerpo causal está hecho de material causal. La materia de estos planos tiene diferentes grados de densidad y vibración, por ejemplo, la clasificación que hacemos de la materia del plano físico pasa por una gradación en 7 niveles que va de la materia sólida, a líquida, gas, etérica, súper-etérica, sub-atómica y atómica. De igual manera, se divide equivalentemente la materia de todos los planos que forman la estructura multidimensional de nuestra realidad.
Esta materia o energía constituyente de cada parte de nuestros cuerpos sutiles se va refinando a medida que la persona se va transformando por dentro, poco a poco, a través de lo que sana y transmuta en ella, a través de lo que aprende, comprende e integra, a través de lo que le llega del entorno y de la energía de la que se nutre en su conjunto, etc., así que, de forma automática, y debido también al incremento del tipo de energía que llega al planeta, de la que es emanada por el Sol, de la que es producida por el entorno en el que vivimos, etc., lo queramos o no, todos vamos incrementando nuestra resonancia y la frecuencia de nuestra estructura energética, y, con mayor o menor fluidez, afortunadamente, todos vamos soltando lastre y convirtiendo, cada vez más, la materia de todo nuestro sistema energético y cuerpos sutiles en materia de composición más y más refinada, pasando de estar compuestos de las clases más bajas y densas, a las más altas y sutiles de esos siete tipos y niveles diferentes de energía para cada cuerpo.
Estos cambios en la materia y energía base que forma nuestro sistema, paulatinamente, repercuten en una mayor expansión de consciencia, en la activación de los centros superiores de control, en la cristalización de los cuerpos superiores, etc., y, aunque sea a ritmo de caracol, ayudan a que poco a poco vayamos “despertando”, cambiando, creciendo, y avanzando en nuestro camino individual a medida que, además, contribuimos al avance de toda la raza humana a través de los pequeños cambios que se van consiguiendo dar en el inconsciente/consciente colectivo, a la espera de alcanzar esa masa crítica que termine por poner en marcha cambios más sustanciales y tangibles para todos, primero en los niveles causales, mentales y emocionales del ser humano, y en algún momento del proceso, también en los planos físicos.
Necesidad de encontrar respuestas
En general, para que lleguen a nosotros los catalizadores y detonantes de estos cambios sutiles en nuestro interior, es necesario que la persona sienta necesidad de ellos. Suele llegar un momento en el que a todo ser humano se le despierta el anhelo de comprender mejor el mundo en el que vive a todos los niveles del mismo. Suele suceder cuando se te acaban las respuestas “oficiales” que te da la ciencia, los medios de información y la religión para las cosas que te suceden, o le suceden a los tuyos, y que no son contempladas ni aceptadas por una ni por otros. Para ello, dependiendo de la apertura de miras de cada uno, y normalmente de forma silenciosa, para no atraer demasiadas miradas y comentarios, por el “que dirán de mi si ahora me meto en temas raros y alternativos”, uno se da cuenta de que lo que tanto se oculta, se desinforma o desprestigia, es solo lo que no se quiere que se conozca, pero que otorga al humano la libertad y la paulatina desconexión del sistema al conocerlo (especialmente a nivel de temas salud y bienestar, ciencia no convencional, , etc.), y que los poderes en control conocen, usan y  dan buena fe de su capacidad y eficacia.
Así, es cuestión de romper los moldes, de atreverse a salir de todas las creencias establecidas sobre lo que es válido o no, bueno o malo, verdad o mentira, explorando por nosotros mismos aquello que los sistemas actuales niegan como cierto, válido y valedero, atreviéndonos a equivocarnos si nos topamos con algo que luego no nos sirve, y sabiendo que siempre estamos protegidos en la medida en que algo que no esté alineado con algún tipo de experiencia o crecimiento interior que nos sea útil, no se plantará en nuestro camino, ya que, sino salimos nunca de nuestra visión acotada de la realidad, simplemente porque solo confiamos en lo que nos dicen los medios oficiales, las religiones, las instituciones en el poder, etc., sin explorar por nosotros mismos esas otras cosas, seguiremos estando sometidos al bloqueo impuesto sobre nuestro crecimiento, ya que no estaremos aprovechando las oportunidades de expandirnos más allá de nuestras propias limitaciones, oportunidades que se abren actualmente a todos los niveles de la realidad.
Y es que para poder detonar los cambios necesarios para cruzar el umbral de la puerta al siguiente nivel del camino al que nos dirigimos, es necesario catalizar y remover todo aquello que se ha quedado obsoleto, atascado y ralentizado durante tanto tiempo, necesidad que también provoca, a nivel macro, que sea necesario que los escenarios exteriores de la realidad común consensuada sirvan para provocar y acelerar los mismos. Usemos eso a nuestro favor, y acompañemos en la medida de lo posible los cambios internos de forma consciente, pues todo aquello que deba ser transmutado y refinado en uno, se hará de forma paulatina y suave, y no de forma brusca o inconsciente.
un abrazo, 
David Topí



Metafísica: CLASE II-9 - MOMENTUMS POSITIVOS Y NEGATIVOS, METAS Y GENES. Por Alexiis.


Mientras que las mejores cosas en la vida son gratis, algunas son muy caras. Y una cosa que es más cara que nada es seguir perdiendo el tiempo en construir momentums negativos, los cuales, por cierto, no cuesta ningún trabajo construir.

Un momentum negativo es un momentum cuesta abajo, y en el momento en que comenzáis a pararos ¿habéis oído lo que he dicho? En el momento que comenzáis a pararos, empezáis a rodar cuesta abajo. Por eso no se necesita ninguna energía para construir momentums negativos. Ellos son automáticos.
Seguid adelante y frenad vuestro proyecto, parad en cualquier parte de la cuesta, y decid: "Voy a descansar, dejadme descansar por un momento, cielo. Dejadme estar aquí unos pocos minutos, no puedo continuar". Os encontraréis unos cuantos pasos más abajo porque es una subida cuesta arriba. Esta es la ascensión. Esto es lo que tiene valor en la vida. Nada iguala a la ascensión. Esto es lo que Jesucristo demostró.

Algunos en la Iglesia Cristiana han demostrado la vía dolorosa, el camino de la lamentación. Hablan del Gestsemani de la vida. Hablan del sufrimiento, y las torturas y los horrores de la vida de lo que negra que es. No parecen comprender cuán ligera es la luz.

"Aprended de mí", dijo el Maestro, "porque mi yugo es fácil y ligera mi carga".

Podemos aprender cómo ponernos el yugo de Cristo y podemos regocijarnos con ese yugo. Y esto no es un chiste.
Es un yugo de verdad, tan cierto como el acero. Y a través del proceso de construcción de moméntums, nos sorprenderemos al ver cuánto desarrollamos.

Ahora, vamos a tomar a cualquier en este salón. Podría apostar mi último dólar a que si yo pasase entre vosotros papel y lápiz y os pidiera que escribierais lo que realmente queréis, la mayoría de vosotros pondría sus metas espirituales, porque os habéis dado cuenta de que, tarde o temprano en la vida, solamente las metas espirituales tiene un significado permanente.

Id y conseguid un millón de dólares y tendréis problemas, tanto al gastarlo como al regalarlo o haciendo lo que queráis con él. Podéis preguntar a los millonarios. Tienen más problemas en su vida que la gente que es pobre.
La gente puede decir que quiere dinero, pero sabe muy bien que no lo necesitaría si no estuviera aquí en la Tierra. También sabe (y lo sabe perfectamente bien) que no va a conseguir salir de este mundo viva; por lo tanto, no necesita dinero; pero lo necesita mientras está viviendo. No obstante, no necesita un millón, puede vivir confortablemente con mucho menos.

Así que vosotros escribiríais sin dudas metas permanentes. Porque si escribís metas mundanas, efímeras, sabéis muy bien que éstas se cumplirán o no se cumplirán.
Supongamos que decís: "Deseo casarme con la mujer más hermosa del mundo". Bien esto es cuestión de opinión y de que ella os acepte; por lo tanto, no podéis saber. Y en realidad, tales metas son muy aburridas en cierto sentido, porque si conseguís todas las cosas que podáis desear como seres humanos, esto os garantizaría ni un ápice de felicidad. No podéis estar seguros, en el caso de conseguir la meta que queréis, de que vais a ser felices cuando la consigáis.

Desde un punto de vista espiritual tanto si sois ricos como si sois pobres, sabios o tontos (o lo que seáis), si vuestras metas son espirituales, si ponéis a Dios en primer lugar, sabéis que todas las cosas os serán dadas. Sabéis que si carecéis de sabiduría, vais a tenerla; sabéis que si no tenéis dinero, vais a conseguir esto también. Sabéis que si no tenéis amigos, vais a tener amigos, porque hay gente espiritual en la Tierra igual que vosotros.

Podéis decir que no hay muchos hoy en día. ¿Y por qué? porque vivimos en la era del "Kali Yuga". Los hindúes describen esta era como una época de oscuridad. Es una era en la que los conceptos materialistas cobran preeminencia debido a la orientación científica de la mente humana, con exclusión casi total de la realidad espiritual.

Pero el mayor científico de todos es el Creador. El Creador es el que fue capaz de poner dentro de la pequeña cadena del ADN y en forma microscópica los diseños más increíbles que nadie pudiera imaginar. ¿No es maravilloso que estos pequeños "chips", que sólo pueden ser vistos a través de un microscopio electrónico, contengan inscrito en ellos el código de toda nuestra vida, desde el punto de vista genético?

Si no tenéis suficiente salud cuando nacéis y comenzáis a vivir, todo lo que tenéis que hacer es culpar a vuestros genes, porque todo está grabado allí. ¿Habéis pensado en ello? El color de vuestro cabello y ojos, vuestro oído, vuestros órganos internos, la salud de vuestra piel. Miráis a alguien y decís: "Caramba, tiene una piel estupenda. La mía no es tan buena como la de él". Bueno, pues todo es culpa de vuestros genes.
Pero entonces, ¿qué hizo que vuestros genes sean así? ¿Por qué se hicieron de esa forma? Se hicieron así por vuestro karma. Así que, como veis, lo que hacéis y lo que habéis hecho ha dejado una huella indeleble en el diseño genético que en el presente tenéis. "Este es mi diseño genético". Pero no se oye a la gente hablar así, porque todo el mundo quiere cambiar el diseño de sus genes.

Hoy día se habla del clonismo. Quizás hay gente que quiere ser duplicada (para tener piezas de repuesto, por ejemplo). ¡Imaginaos que os duplicaran en otro cuerpo! Me estremezco al pensar en tal responsabilidad. ¡Ya tenemos suficiente con preocuparnos de nuestro cuerpo actual sin tener un montón de nosotros mismos revoloteando alrededor!

Decid a Ese Momentum: ¡Apártate!

Así que el proceso no es cuestión de clonismo, sino de que mantengamos nuestra fe en la responsabilidad de la Deidad para ayudarnos si se lo pedimos. El mayor problema que tiene la gente es que no pide. La centeno tiene costumbre de pedir. En muchas ocasiones no le pide nada a Dios hasta que tiene problemas.
Cuando los tiene dice: "Dios Mío, aquí hay un precipicio; me estoy deslizando hacia el borde y voy a caer, ¡ayúdame, Señor!" Pide porque está en peligro, pero si no lo estuviera, ni siquiera pensaría en Dios.

De esta forma, Dios se convierte en una especie de brazalete mágico que se lleva en la muñeca. Algo así como la lámpara de Aladino. Se frota cuando se tiene problemas, y el genio aparece y se le dice: ¡Haz esto! La gente no comprende que podría hacer cualquier cosa por sí misma (lo que espera que Dios haga por ella) si comprendiera la vida de forma correcta.
¿No es esta una afirmación extraña? He dicho que podéis hacer cualquier cosa vosotros mismos, lo que esperáis que Dios haga. Esto es cierto. Porque Dios ha hecho al hombre autosuficiente. Cada individuo o monada individual fue creada para ser capaz de utilizar el poder del diverso y hacer que ese poder trabaje para él, en cualquier cosa que él quiera.
Entonces, ¿por qué tenemos esa falta de fe? Vosotros os preguntaréis: ¿Por qué algunas personas tienen fe y otras tan poca? Jesús dijo: "Si tuvierais fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará y nada os será imposible". No parece que haya mucha fe en la Tierra, ¿verdad?, porque no vemos que se muevan muchas montañas.

Lo que debemos comprender es que, al igual que Él hablaba en forma simbólica cuando decía lo del ojo de la aguja. "Más fácil es pasar a un camello por el ojo de una aguja, que al rico entrar en el reino de Dios". Así también, el Padre tenía ciertas ideas en mente cunado dijo a través de Jesús: "Más si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho".
El hablaba del monte de la adversidad. No tiene lógica ir y decir a un monte físico: "Quítate de ahí! No me gusta el lugar donde estás y no quiero que lo ocupes".

¡Qué ridícula puede ser la gente!. Las montañas son montañas de problemas, de adversidad y de confusión; de problemas que tenemos, a esto es lo que podéis ordenar que se vaya y lo hará. Puedo testificar que esto funciona. Pero debo decir que nunca he visto a nadie (ni siquiera a Mahoma) yendo por ahí moviendo montañas físicamente.

¿Habéis visto alguna vez moverse físicamente a una montaña? (excepto en los terremotos y en la elevación y hundimiento de continentes) ¡¿Visteis alguna vez a Jesús mover una montaña físicamente? ¿Habéis oído alguna vez que los grandes maestros de los Himalayas movieran montañas? ¿Habéis oído que viajaban por las montañas, que iban de un lado a otro? ¿Habéis oído que son capaces de elevarse y bilocarse o volar alrededor y entre las montañas como el famoso yogui Milarepa, pero no habéis oído que movieran físicamente las montañas.

Así pues, el Maestro no hablaba de una montaña física. Hablaba de las montañas de la adversidad, de las montañas del karma, problemas que son montañas. ¿Y qué son ellos sino momentums acelerados? Vosotros los habéis formado y vosotros tenéis que limpiarlos. Esa es la Ley, y, por supuesto, es una idea no muy popular.

Todo el mundo busca hoy día a alguien como "Jorge" que lo haga por ellos. Pobre Jorge está tan sobrecargado que no entiendo por qué alguien quiere ponerle el nombre de Jorge a su hijo. Dicen: "Qué Jorge lo haga". Buscan un Mesías, alguien que perdone sus pecados; de hecho, alguien que no sólo perdone sus pecados, sino que viva la vida de ellos también.

Hay mucha gente que encuentra mucho consuelo en ir a Jesús y decirle: "Vive mi vida, Señor. Te la entrego toda". Y esto va muy bien hasta que llega la primera pequeña contrariedad o el primer cruce. ¿Sabéis a qué me refiero? El primer cruce es cuando se topa con algo que quiere hacer, que no cree que Él quiera que ella haga. Entonces dice: "Bueno, esto no cuenta ahora, Señor, no mires". Y corre a hacer lo que quiere. "Tiempo fuera, no cuenta, el reloj no está corriendo", dice. ¡Y lo hace!
A continuación dice que Él vuelva a su vida y le dice: "Ahora voy a conectarme otra vez y tú puedes volver a entrar. Puedes dirigir mi vida otra vez, Señor".

Después de un tiempo, el Señor está algo confuso, así que se va de vacaciones porque ya no les cree. ¿Podrías culparle? La gente ni siquiera cree en sí misma. Esto es cierto, la gente no cree en sí misma, por lo tanto, pierde la fe en todo y en todos, incluyendo al Señor, y esto es lo más triste.
Pero si ellos comenzaran a confiar en lo Divino que hay en ellos y le prestaran atención, si la voz de la conciencia no estuviera cauterizada con hierro candente, la gente podría comprender entonces que la guía Divina es posible.

Y yo estoy aquí para deciros que la guía Divina que construye montañas. Construye momentums. Esto es lo que una montaña espiritual. Es una montaña de momentum, una montaña que se mueve. Tiene poder general para hacer las cosas que tienen que hacerse.

Hace tiempo hablaba yo con un caballero de descendencia árabe. Estábamos hablando sobre los momentums que algunos pueblos árabes tienen, por los que se llevan bien y están tan desunidos, y la pregunta surgió: "¿Cree usted que esas gentes se llevarán bien alguna vez?" Y yo respondí: "No, no bajo las presentes circunstancias. En la forma que se comportan se necesitaría un milagro". Y no solamente los musulmanes, son los irlandeses y un montón de naciones.
De una manera u otra, la gente encuentra faltas en los otros y la mayoría de las veces las faltas que encuentra en los demás son las de ella misma. Se tapan los ojos con gafas y esas gafas están coloreadas de una forma determinada. Está polarizada de forma que cuando mira las cosas no las ve como son, sino como quiere verlas.

Sí, creo que existe un gran problema en conseguir que la gente o las naciones se unan. Y os diré por qué. ¿Cómo se las puede unir? ¿Cómo se crea la unidad? La única forma en que se puede crear unidad es teniendo fieles servidores para llevar la palabra y hacer la obra.
Cristo tenía doce apóstoles. Estos apóstoles fueron investidos por Él con poder desde lo alto. Él les dijo así: "Voy a investiros con poder desde lo alto; voy a ungiros". Y la única forma en que podréis unificar a la gente hoy, será a través del poder espiritual, un poder mayor que el de cualquier individuo.

Maestros y Momentums sobre los milagros

Cuando María apareció en la iglesia copta situada cerca del Cairo, ¿creéis que esto galvanizó a todo Egipto como para desear amarse los unos a los otros? Los que la vieron, aquellos que estaban en la iglesia, fueron conmovidos, y aquellos que fueron curados, también se conmovieron.
Pero, después de todo, esto también fue un acto de karma. Esas personas merecían estar allí y allí estaban, porque había construido un momentum de devoción que les llevó a la iglesia. Se habían hecho receptivas al poder de la visión.
Es la gente misma y sus momentums positivos y negativos los que determinan qué es lo que va a pasar. No es realmente sus genes, porque el poder de los genes puede ser cambiado.

¿Qué vais a hacer cuando os diga que vuestros diseños genéticos pueden ser borrados mientras estáis vivos aún? ¿Qué vais a hacer cuando os diga que vosotros mismos podéis cambiar vuestros genes con el fin de que nunca más sean negativos, aunque lo hayan sido antes?

¿Me vais a llamar mentiroso? No importa si lo hacéis. Yo sé positivamente que, por medo del poder de Dios, he cambiado los genes que están en mi cuerpo en muchas ocasiones. Hay mucha gente que me ve un día de una manera y otro día me ve de otra. Y así, puedo demostrar a la gente que ella puede parecer ser de una manera u otra porque el poder de cambiar, el potencial para cambiar, está en todos nosotros.
No tenéis que ser osos; no tenéis que sentiros abandonados; tampoco tenéis que ser física o espiritualmente débiles. ¡NO tenéis que ser nada que no queráis ser! Yo os digo que vayáis a hacerlo como Aladino: chascáis los dedos y sucede. Algunos sí pueden: tienen un momentum para esto también y pueden hacerlo.

Yo he presenciado curaciones que ocurrieron en un abrir y cerrar de ojos. Existen curaciones rápidas y curaciones lentas.
Es interesante ver todas las pequeñas cosas (y las cosas importantes) que pueden suceder en la vida. Ello hace que la vida sea interesante. Hace que merezca la pena vivir.
¡No perdáis de vista esta Enseñanza de los momentos ahora! Esta es la Enseñanza más importante de Jesús que jamás podréis escuchar porque en ella se apoya todo vuestro futuro desarrollo. No existe nada más importante que la comprensión de vuestros momentums y del poder que ejercen en vuestra vida.

DEJAD DE JUZGAR A LA GENTE

Y así, para poder comprende la Enseñanza de Jesús para la Era de Acuario, que hará girar la llave en vuestra vida, tenéis que cambiar vuestras vibraciones y sintonizar con los aspectos triples de Dios (Padre, Hijo y Espíritu Santo), que siempre convergen en uno. "Porqué, ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.
Necesitáis ir a los mercados de la vida y necesitáis encontraros con gente y no mirarla como si fuera un primo lejano o algún vecino. Más bien miradla como si fuera peregrina en el sendero espiritual.

Miradla, como si tuviera la misma maestría que pensáis que vosotros tenéis; porque, después de todo, si no os tratáis vosotros mismos como a una persona con maestría, si no tenéis la autoridad de vuestra propia divinidad, si no mantenéis al Cristo dentro de vosotros, estáis, en efecto, negando a Dios ante los hombres.
¿De qué estamos hablando? ¿Estamos tratando de decir que el universo no existe? ¿Estamos tratando de decir que Dios no existe? ¿Es esto lo que estamos tratando de decir? No lo creo.

Así que lo que estamos tratando de decir realmente es que Dios no existe en nosotros. Bien, eso tampoco es cierto, porque Dios SI existe en nosotros. Entonces, lo que realmente estamos tratando de decir es que Dios no existe e nosotros en suficiente medida como para conseguir efectuar algún cambio significativo en nosotros o en nuestros prójimos.

Bien, como veis, aunque no estéis realmente tratando de decir estas cosas, estáis haciendo de hecho eso cada vez que os subestimáis, cada vez que decís: "No puedo", os dais una patada en el suelo y cruzáis los brazos y decís: "No lo haré". Y cuando os limitáis a vosotros mismos de esta forma, porque en realidad estáis negando el poder de Dios en vuestra vida, entonces la gente os mira y os considera desde el punto de vista de la mediocridad y dicen: "Oh, esa persona no es gran cosa".

Bien, ¿quiénes somos nosotros o ellos para poder decir que el Hijo de Dios no es gran cosa? Yo digo: Sois hijo se hijas de Dios. Y os digo a todos vosotros, en nombre de Cristo, reconoced quiénes y qué sois y ¡actuad acorde!
No es cuestión de palabras. Sabemos que las palabras pueden ser fácilmente aceptadas, pero, en realidad, si esas palabras estás basadas en un mensaje espiritual, si esas palabras están basadas en un mensaje espiritual, un mensaje que habla de los elementos de Verdad en nuestra vida, entonces estas palabras no son tan fácilmente aceptadas porque son palabras del Cristo que se ha manifestado en vuestro interior como signo de nuestra divinidad y no la opinión de alguien sobre nosotros.

"De manera que nosotros, de aquí en adelante, a nadie (a nadie) conocemos según la carne", ni siquiera a Cristo, dice Pablo. Esta es una de las primeras lecciones que tenéis que aprender. Dejad de juzgar a la gente. Juzgar es intentar controlar mentalmente a otro, poniéndolo en la caja de vuestra opinión humana. Las personas que son jueces crónicos de otros, son crónicamente inseguros. Solamente se sienten seguros cuando tienen a todo el mundo debidamente etiquetado y empaquetado.

No miréis a la gente y decidáis que solamente pueden llegar hasta un punto determinado o que sólo pueden llegar hasta donde vosotros podéis ver, esto es, hasta donde les permitís. Yo siempre digo que no podéis decir con seguridad qué trecho tan alto puede brincar una pulga con solo mirarla; porque cuando lo hace, no podéis detenerla y tampoco podéis encontrarla.
Tenemos que comprender que es erróneo, aún cuando conozcamos a alguien por mucho tiempo, el decir: "Ya sé quién es. Ya sé quienes son. Ya sé lo que son".
"De ahora en adelante no conocemos a ningún hombre de carne y hueso".

Cuando dejéis esta tontería y os dediquéis al serio asunto de vivir en un mundo donde las almas que habitan en el cuerpos están haciendo un viaje permanente, en donde el carrusel no se detiene para que ellos se bajen (el carrusel sigue girando y, si se quieren bajar, tienen que saltar); entonces os daréis cuenta de que vosotros también podéis caer, y os decís: "Bien, quiero aferrarme a la Realidad. Quiero encontrar algo en lo que pueda confiar". Y entonces miráis a vuestro alrededor, pero no encontráis la respuesta, ni en este mundo, ni en todos los libros de filosofía.

Encontrareis la respuesta sólo en parte. Lo sabréis sólo en parte. Veris algo de la misma en vosotros mismos. Encontraréis otra parte en la gente; y vais a encontrar, después de un tiempo, que este mundo contiene mucha gente magnífica. Y cuando encontráis la grandeza de la gente, encontraréis el hilo que os conduce de vuelta a la Causa que hay tras el efecto, la magnificencia de nuestro Padre Celestial brillando a través de la estrella del cuerpo causal de cada uno de nosotros.

JOYAS DE LUZ

Incito vivamente a cada uno de vosotros para que vigiléis vuestros sentimientos humanos. Es perfectamente justo y maravilloso ser bueno y amante hacia todos los que encontréis, pero guardaron de todo afecto demasiado particular porque es necesario guardar la calma y el sereno equilibro en vuestros cuerpos emocionales, a fin de excluir las vibraciones destructivas.
Debéis saber que los vestidos que lleváis son sustancia y que se impregnan con las vibraciones de vuestros sentimientos y de vuestros pensamientos.

De la misma manera, un día descubriréis que podéis dar inmediatamente, no importa que forma deseada a la sustancia de vuestra estructura atómica.
¡Qué grande es la pertinaz ignorancia de la mente humana! Actualmente, tenéis en vosotros mismos lo que puede llegar a ser gran Poder para el bien. Sin embargo, ello no será sino por el control consciente y constante de vosotros mismos y rehusando energéticamente a vuestra mente humana el tener ni siquiera una opinión concerniente a lo que quiera que sea, es como podréis libraros. ¡Aquí está el secreto de la mayor victoria!

No es por medio de palabras como puedo haceros sentir la importancia capital del control de sí mismo; lo que debo hacer penetrar en vosotros es Mi sentimiento propio de esta importancia. Es indispensable equilibrar los poderes acrecentados que pedís a vuestra Presencia por un control más riguroso de vosotros mismos, faltando el cual os podrías encontrar de improvisto acorralados por las dificultades.
Ahí tenéis la razón por la que hemos insistido y continuamos insistiendo tanto en la necesidad de Control de sí mismo. Es inútil y peligroso tener incluso una opinión sobre los demás o sobre las circunstancias discordantes externas. Suficiente es examinar a los seres y las situaciones muy brevemente a fin de ver cómo es necesario tratarlos. No es el pensamiento fugitivo el que crea los daños, es el hecho de rumiar indefinidamente las circunstancias discordantes lo que os abre el ataque de las fuerzas siniestras, que no son sino creación humana.

Si es necesario que discutáis un conjunto de circunstancias, determinad previamente que ningún sentimiento se registrará en vuestro cuerpo emocional.
Desde el momento en que habéis tomado la determinación de entrar al Servicio de la Luz, todas las ataduras humanas han quedado efectivamente cortadas.
Cuando lo humano está controlado es posible vivir en sociedad en una felicidad real y tranquila, pero en tanto que esto no se cumpla, las relaciones continúan siendo difíciles. De todas maneras no hay Ley Divina que condene a quien quiera que sea a vivir en la discordia y la angustia. ¡Tomad vuestra Libertada y sed Felices!

* * * * *

MEDITACIÓN 5 – A

Duración: 2 Semanas. Leer por día por lo menos una vez cada afirmación

1) YO SOY LA PRESENCIA QUE GOBIERNA Y CONTROLA LA CONCIENCIA, LA MENTE Y EL CUERPO

Cada ser debe pedir que YO SOY gobierne y controle su cuerpo para no sentir desmayo físico o mental en sus tareas. La ENERGÍA infinita está siempre presente esperando ser usada bajo un gobierno consciente. Éste es el único medio para el dominio propio. El deseo inconsciente es una acción indirecta, de poco poder; pero el deseo sostenido por la atención o concentración se convierte en arrolladora manifestación. Se debe tener siempre el consciente uso de la energía eterna de YO SOY con alegría y gozo, para poner LA LEY DIVINA en acción.

2) YO SOY LA PODEROSA Y SABIA VOLUNTAD (EN TI)

Todas estas afirmaciones tienen sus claves en el cuerpo humano. La voluntad radica con su ángel atómico en el centro frontal izquierdo. El discípulo debe enviar la sangre a este centro por medio de la afirmación, respiración y concentración. La sangre obedece al pensamiento propio y ajeno, porque sus ángeles átomos son inteligencias que obedecen a la voluntad del hombre; pero ¡ay de quién los emplea para causar el mal y la destrucción!

3) YO SOY EL PODER EN TI.

El hombre manifiesta su poder por medio del verbo. El ángel que manifiesta este poder se encuentra en la raíz de la lengua esperando la orden de YO SOY, enviada con el pensamiento, por medio de la sangre, para activar y multiplicar su fuerza. AFIRMAR, respirar y concentrar en las glándulas tiroides induce al centro del verbo a ser activo y la palabra del discípulo será ley.

4) YO SOY LA PUERTA QUE CONDUCE AL BIENESTAR, A LA SALUD Y A LA BENDICIÓN

Cuando el estudiante habla en nombre y poder de YO SOY irradia una energía dispuesta a cumplir el deseo y hacer realizar el mandato.
Se convierte en "la puerta abierta" que ningún hombre puede cerrar.
Atrévete a hacer esta poderosa Autoridad - Dios en ti, a sentirlo y a usar su poder.

5) YO SOY LA PRESENCIA DE LA ENERGÍA ARMÓNICA EN LA MENTE Y EN CADA CÉLULA DEL CUERPO

Se puede con esta afirmación renovar cualquier órgano, cualquier nervio llevándolo a la perfección.
Hay que aplicar y practicar y los resultados serán palpables.
La práctica desarrollará la Fe de la Mente en la Divinidad Interna y la confianza se acrecentará.
Cuando falta energía en un miembro o cuando se quiere sanar a un enfermo, tomar la determinación firme y alegre y repetir dirigiéndose al órgano débil la afirmación anterior.

6) YO SOY LA FUENTE QUE DERRAMA SIEMPRE PAZ, ARMONÍA Y TRIUNFO EN CADA SER

Hay que realizar visualizando el poder de YO SOY en todas las cosas. Hay que mantener siempre sostenida tal actividad.
Todo lo que se necesita es sentir la Plenitud de la Presencia Divina de YO SOY.
Quien practica desinteresada e impersonalmente durante cinco o más minutos, tres veces al día, en pocos meses sentirá libertad en el cuerpo, iluminación en la mente y éxito en los asuntos.
Ya no deseará hacer otra cosa que seguir adelante en esta práctica para que se cumplan en Él las palabras de Cristo: "Y hará mayores cosas que las que yo hago".

7) YO SOY LA UNIDAD EN TODA DIVERSIDAD. YO SOY EL TODO EN TODO

Hay una sola fuente de todo lo que existe y YO SOY es el dador de vida, amor, sabiduría, riqueza, acierto y poder. Estamos desconectados permanentemente con esta fuente y tenemos el poder de presionar hacia afuera todo el bien que queremos para nosotros mismos y para los demás.
Todos tenemos acceso directo al YO SOY, al padre, al Infinito (o como queramos llamarlo) dentro de nosotros, que es la fuente central de todos los dones; pero es necesario llegar a esta fuente por medio de la inspiración, aspiración y concentración, tres condiciones que educan la mente objetiva para dirigirse hacia el interior en vez de hacerlo hacia la parte exterior.

* * * * *

martes, 27 de octubre de 2009

alexiis-metafisica.blogspot.com.ar