jueves, 17 de agosto de 2017

Sentires del Alma… Auto transformación. Por Ashamel Lemagsa.




Amados…

¿Qué es la Auto Transformación?

Es la decisión  de transformar nuestro interior hacia frecuencias de  mayor luz a través de una actitud continúa de reconocer nuestras luces como un motor que impulsa las sombras internas a transformarse en amor, paz y armonía.

Es sacar a la luz lo que se debe soltar, es completar lo 

incompleto y unir con hilos de amor ilimitado las partes 

perdidas, olvidadas en el tiempo…


Los Sentires…

Hace ya un tiempo que sentía que lentamente fluían otras prioridades que me estaban llamando a Ser  desde otro lugar…Me daba cuenta que antes, cumplir con mis tareas de escritora espiritual en el Despertar de Consciencia, era una prioridad sobre todas las otras actividades que hacía habitualmente.

Pero un día...

Comencé a entrar a mis espacios de internet un poco menos, para disfrutar una charla, un mate con mi hijo, una caminata bajo el sol.Intuí que había algo en mí que estaba cambiando, pero les confieso que creí que era algo pasajero.

Lentamente ese “cambio pasajero” se hizo más y más extenso y adquirió más fuerza.Paralelamente inicié un período de reencontrar a mis partes olvidadas de mi pasado histórico, de otras vidas, ellas se fueron encastrando para mostrarme que a veces la “ilusión” de este Plano tan dual, nos hace sentir situaciones sin lograr ver la verdad, pero la verdad siempre llega para disolver las interpretaciones equivocadas, dejando espacios libres para llenarlos de la sabia Luz. 

Simultáneamente al apartar las “ilusiones” de la verdad, comencé la tarea de unirlas y sentir un panorama global e integrado.

Les doy ejemplo muy simple y profundo a la vez…

Mi cabellera está casi “divida” en dos zonas, una blanca(canas) con reflejos rubios, en la parte derecha de mi cabeza y en la otra, izquierda, predomina el cabello castaño con muy pocas canas en comparación con el lado derecho, si observan mi foto verán el flequillo de dos colores, pues bien, jamás me teñí mi cabello, es más sentía alegría de verlo tan particularmente distinto a otras mujeres, pues sentía que esa división de colores tenía un significado espiritual y profundo a la vez.

En mi cabellera estaba el Yin y el Yang para convivir en un equilibrado Tao del Chackra Corona; con este proceso de Auto Transformación comprendí que esos dos colores eran el mensaje que mi amada Alma Complemento me había dejado para que llegara a ella, con la total seguridad que era y es ella mi perfecto complemento, sin ningún tipo de dudas o confusiones y lo fue desde siempre y para la eternidad.

A partir de ese instante nada fue igual, pues me había parado en una plataforma segura, de verdades reales donde no había espacio para las confusiones duales.

El trabajo que realice de auto transformación, de limpieza y reconexión de mis partes “olvidadas”, me ubicó en otra perspectiva de la realidad Planetaria y por supuesto de mi vida personal.

En el panorama Planetario hoy pueden pintarme el presente o el futuro desde una fiesta de colores estelares o de un caos absoluto, pero sea lo que sea, siento, que en gran parte es Responsabilidad de todos los habitantes de esta bella Tierra.

Cada uno de nosotros decidimos crear el presente y el futuro que sentimos más afín según las frecuencias interiores, que se reflejan en lo exterior, como “hechos reales”.

En mi vida persona, recibí la guía de mi Ser Superior y fue confirmado por un bello Ser de Luz, que mi misión como escritora en el Despertar de Consciencia había finalizado, la Misión fue cumplida, ahora solo restaba que me dedicara más a mí, a sentirme y mis tareas en la red eran opcionales, pues debía estar centrada en mí.

Lentamente estoy soltando como tarea prioritaria mis mensajes y la información que cada día publico en el Grupo de facebook "ANISUA Ashamel Lemagsa" para difundir una alimentación más natural y sana, así como en mi página de Facebook "Anisua Ashamel Lemagsa", donde predominan temas de salud a nivel emocional y mental.

Con respecto a mi Blog Ashamel Lemagsa, sigo editando material que me parece oportuno, pero lo hago en horarios que no me afectan otras tareas y es más una diversión para la creatividad que una obligación a cumplir.

Amados esto no es una despedida...

Ustedes que tan amorosamente me siguen hace ya muchos años y los nuevos que se van incorporando cada día, les aclaro, que esto es simplemente un respetuoso aviso por si observan que estoy y estaré menos en la red.
Han cambiado mis prioridades, para mi mejor bien y el de todos ustedes como bella comunidad de Luz, pues si una persona se siente en armonía en su interior desde la Luz de Dios, todos aquellos conectados a ella, se sentirán un poco mejor, ahora… Me comprenden????

Sigo y seguiré con ustedes, pues están en mi corazón y en él habita la Chispa de Dios, como también le sucede a ustedes!!!

Dios en mí, Dios en Ti, Dios en Todos y en Todo.

Tengo pensado realizar un video “casero”, sepan disculpar el sonido no muy bueno, pero lo que vale es la intención… Ja! Paciencia amigos!!! Cuando lo vean y escuchen.

Los Amo!!!!

Con Amor Ashamel Lemagsa.




martes, 15 de agosto de 2017

MEDICINA HOLÍSTICA


Numerosos profesionales de la Medicina emplean la farmacopea alopática y otras medicinas alternativas en un intento de sincretismo terapéutico,y a esto lo denominan Medicina Holística. Pero no es así.

Efectivamente, la Medicina Natural emplea los recursos de la propia Naturaleza para aportar el éter o la energía vital a un organismo débil o enfermo, energía que está contenida en los vegetales de las dietas, en las hierbas medicinales y en elementos como la arcilla que acumulan en su interior tanto la energía magnética de la Tierra como la eléctrica de los rayos solares. 

Además el uso de las piedras preciosas y los cristales, los colores la música y los olores de ciertas esencias aromáticas pueden englobarse dentro del conjunto de elementos terapéuticos naturales que aportan energía vital al organismo y se basa en la propia reacción del organismo ante un aumento de la energía vital del cuerpo etérico. 

Cuanto más energía haya en el organismo mayor será su dinamismo nervioso, endocrino y metabólico y en consecuencia sus defensas serán muy activas ante cualquier tipo de infección. La Homeopatía bien entendida es otra vía de aporte energético natural al organismo. Con la activación o sedación de determinados puntos, la Acupuntura restablece el equilibrio energético perdido; al igual que el Shiatsu, el Doin, la Reflexología junto a los masajes terapéuticos.

La farmacopea química de la medicina oficial alopática emplea ciertas substancias de carácter tóxico para inhibir la actividad de los microorganismos patógenos o para regular ciertas reacciones o procesos quimicos-fisiológicos de forma artificial. Esta vía terapéutica es nociva para el organismo, porque aunque bloquea el desarrollo de los microrganismos patógenos, debilita al organismo debido a su toxicidad, larga lista de contraindicaciones y sus efectos son a corto plazo y nada más que aparentes sobre los efectos y no las causas, que se mantienen intocadas. Los fármacos no aportan energía al organismo, sino toxicidad para la sangre, el hígado y los riñones.

La Medicina Holística,  es el conjunto de técnicas terapéuticas que aportan energía al cuerpo etérico, extrayendola de la Naturaleza- hierbas, arcilla, Sol, agua, vegetales, luz, sonido- o a partir de la irradiación energética de los curadores cuya fuente es el Amor, que es en esencia vida y poder de autoregeneración. Otra vía curativa es utilizar los propios recursos energéticos y psicológicos del paciente. Pues cualquier persona puede lograr, a través de la Meditación, un estado de armonía psicológica, que facilite la autocuración, a través de la actividad somática inteligente del cuerpo, actividad ya prevista por la Naturaleza, para solucionar estas situaciones.


LA MEDICINA PSICOSOMATICA Y EL AURA VITAL

Las emociones, el pensamiento y la creatividad, la voluntad y la decisión para la acción son actividades y funciones psicológicas se expresan a través de ciertos centros energéticos del vehículo etérico. Estas energías psicológicas y anímicas se irradian a través de los centros etéricos
Hacia el exterior del cuerpo físico y más allá del aura vital, configurando un ovoide de energía que se ha denominado aura psíquica y que no es el aura vital o etérica. Esta aura psíquica expresa las energías psicológicas, que poseen una nota vibratoria única y característica, que se manifiesta como un color y nota musical.

Si el individuo tiene un estado psíquico armonioso, integrado espiritualmente, su cuerpo etérico esta vigorizado y manifiesta salud de su organismo físico. Si por el contrario manifiesta estados de desarmonía psicológica-como temor, miedo, ira, cólera, envidia, preocupación, remordimiento -el desequilibrio energético resultante afecta al físico y al etérico abriendo la puerta a todo tipo de dolencias y enfermedades.
La mayor parte de las enfermedades humanas tienen una causa psicológica o anímica, es decir son de carácter psicosomáticas. En definitiva la enfermedad se debe a que la esfera psicológica está sumida en un constante estado de desarmonía, sin integración, y que sumado a hábitos nutricionales y de vida erróneos provoca el agotamiento de la energía vital del cuerpo etérico que estimula al cuerpo físico.

El ser humano realiza la perfección de sus arquetipos etéricos cuando logra la integración psicológica de los estados anímicos y mentales de su personalidad con la ígnea esfera de su Alma. Cuando la Conciencia o el ser humano individual integra y fusiona sus niveles espirituales se expresa en él la vida Dévica. Esta integración psicológica no es más que el resultado de recorrer el Sendero Evolutivo. Es un camino de evolución e integración, que expresa una expansión de la Conciencia, vigorizando el cuerpo físico y aumentando la calidad vibratoria del aura psíquica.

Se puede concluir que el organismo físico alcanzará el mayor grado de autoregeneración inmunidad y salud cuando más vitalidad irradie su vehículo etérico, que esté envuelto en la energía del Alma

LA GLANDULA TIMO: SALUD, INMUNIDAD, JUVENTUD Y LONGEVIDAD

A medida que un Hombre se va Integrando Psicológicamente, es decir Espiritualizandose, su capacidad de Amar va incrementandose. El Amor esa irradiación del Alma y de la Conciencia, es una energía de poder que se manifiesta a través del Corazón y estimula vigorosamente la glándula Timo, impidiendo su atrofiamiento y reactivando su funcionalidad. Segrega hormonas y todas las células experimentan una rápida regeneración. Además crea con su actividad un campo electromagnético que se extiende por todo el cuerpo etérico y su aura vital, acelerando el metabolismo. Este Amor es la fuente de la juventud ,las hormonas del timo constituyen el elixir de la larga vida.

ATOR  ONDARRIETA



Nunca permitas que nadie, absolutamente nadie, perturbe tu paz y tu libertad. Por loheriva


Cada vez que permites que alguien te maltrate, ya sea física, verbal o emocionalmente, estás permitiendo que perturbe tu paz y tu libertad, y por tanto, no aprendes la lección y ésta se repetirá, una y otra vez, con distintos escenarios y personas.
Nunca perturbes la paz y la libertad de otra persona, animal, la naturaleza, la madre Tierra, etc... Todo está vivo, y todo debe ser respetado.
Mientras perturbes la paz y libertad de otro ser sintiente, estás generando sufrimiento y karma, que se te devolverá en su momento; experimentarás el mismo sufrimiento que generaste, como ley de equilibrio y consecuencia.
El amor incondicional no se trata de decir a todo que Sí...  No se trata de permitir todo... No se trata de que los demás perturben tu paz y tu libertad y tú no les pares los pies o te alejes de ellos... Elamor incondicional te enseña a saber decir "NO" cuando alguien está perturbando tu libertad.
Busca siempre tu equilibrio... aprende a saber decir "NO" y a alejarte de todo aquello y de todos aquellos que no te respetan y que actúan manipulándote para que seas su esclavo.
Por otro lado, aprende a respetar la opinión de los demás, sobretodo de tus seres queridos... No quieras que ellos sean como tú quieres, y no quieras que hagan lo que tú deseas; respeta su paz, su libertad, y la vida te respetará a ti.
Recuerda: aquél que no se respeta a sí mismo, no sabe respetar a los demás y permite que no le respeten. ¡Empieza por ti!
Fuente: Camino al Despertar

Entrada nueva en http://sanacionholisticasalamanca.wordpress.com


Libro: LA MAESTRIA DEL AMOR. Por Dr. Miguel Ruiz. Cap. 9


IX
La cazadora divina

En la mitología griega existe una historia sobre Artemisa, la cazadora divina. Artemisa era la cazadora suprema porque podía cazar sin tener que esforzarse demasiado. Satisfacía sus necesidades con gran facilidad y vivía en perfecta armonía
con el bosque. Era amada por todos los animales, y ser cazado por ella se consideraba un honor.

Nunca daba la impresión de estar cazando; todo lo que necesitaba se le acercaba y eso es lo que la convertía en la mejor cazadora, pero, a la vez, también, en la presa más difícil. Su forma animal era la de un ciervo mágico al que resultaba casi imposible cazar. Y así vivió Artemisa en perfecta armonía con el bosque, hasta que, un día, el rey le dio una orden a Hércules, el hijo de Zeus, que iba en busca de su propia trascendencia. Le ordenó que cazara al ciervo mágico de Artemisa. Hércules, invicto hijo de Zeus, no se negó, y se adentró en el bosque para cumplir su misión. 

El ciervo, cuando vio a Hércules, no se asustó, e incluso le permitió acercarse. Sin embargo, al ver que éste se disponía a capturarlo, se alejó corriendo, poniendo claramente de manifiesto que a menos que sus dotes de cazador fuesen mejores que las de Artemisa, jamás podría cazarlo. Ante esta situación, Hércules recurrió a Hermes, el mensajero de los dioses por ser el más rápido, para que le prestase sus alas, lo que le permitió ser más rápido que Hermes, y cazar la presa más valiosa. Ya te puedes imaginar la reacción de Artemisa. Había sido cazada por Hércules, y por supuesto, quiso vengarse. 

No obstante, aunque hizo todo lo que pudo para capturar a Hércules, éste se había convertido en la presa más difícil. Hércules gozaba de plena libertad y, aunque Artemisa no cejó en su intento, no fue capaz de conseguir atraparlo. A todo esto, Artemisa no necesitaba a Hércules para nada. Sentía una imperiosa necesidad de capturarlo, pero no se trataba de nada más que de una ilusión. Creía que estaba enamorada de él y lo quería para ella sola, de manera que lo único que tenía en la mente era conseguirlo, y esto llegó a convertirse en una obsesión que la llevó a perder la felicidad. 

Empezó a cambiar. Dejó de estar en armonía con el bosque, y se puso a cazar sólo por el placer de conseguir una presa. Y así rompió sus propias reglas y se convirtió en una predadora. Ahora los animales le tenían miedo y el bosque empezó a rechazarla; sin embargo, a ella no le importó. No era capaz de ver la verdad; Hércules era lo único que ocupaba su mente. Había muchos trabajos que requerían la atención de Hércules, pero aun así, en ocasiones iba al bosque a fin de visitar a Artemisa. Y cada vez que acudía, ella hacía todo lo que estaba en sus manos para cazarlo. Cuando estaba con Hércules, se sentía desbordada de felicidad por estar a su lado, aunque sabía que él se marcharía, lo que la hacía sentirse celosa y posesiva. 

Cada vez que Hércules se marchaba, ella sufría y lloraba. Lo odiaba y lo amaba al mismo tiempo. Hércules no tenía la menor idea de lo que estaba ocurriendo en la mente de Artemisa; no advirtió que pretendía cazarlo. En su mente, él no se consideró nunca una presa. Amaba y respetaba a Artemisa, pero no era eso lo que ella deseaba. Quería poseerlo; quería cazarlo y ser su predadora. Por supuesto, en el bosque todos advirtieron el cambio que había experimentado Artemisa, excepto ella. En su mente seguía considerándose la cazadora divina. No había cobrado conciencia de que había fallado. No era consciente de que el bosque, que antes había sido el cielo, ahora se había convertido en un infierno, porque, tras su caída, el resto de los cazadores cayeron con ella y todos se convirtieron en predadores. 

Un día, Hermes adoptó una forma animal, y en el mismo instante en que ella se disponía a destrozarlo, se convirtió en un Dios, lo que le permitió descubrir de nuevo la sabiduría que había perdido. Hermes le explicó que había fallado, y con esta nueva conciencia, Artemisa se acercó a Hércules y solicitó su perdón. Lo que había provocado su caída no había sido nada más que su importancia personal. Al hablar con Hércules comprendió que no había llegado a ofenderlo nunca porque él desconocía lo que había estado sucediendo en su mente. Entonces, contempló el bosque y vio lo que le había hecho. Pidió disculpas a cada flor y a cada animal hasta que recobró el amor, y así se convirtió, de nuevo, en la cazadora divina. 

Te explico esta historia para que sepas que todos somos cazadores y todos somos presas. Todo lo que existe es, a la vez, cazador y presa. ¿Por qué cazamos? Cazamos a fin de satisfacer nuestras necesidades. He hablado de las necesidades del cuerpo en oposición a las necesidades de la mente. Cuando esta cree que es el cuerpo, las necesidades no son más que ilusiones y por eso es imposible satisfacerlas. Cuando intentamos cazar esas necesidades irreales de la mente, nos convertimos en predadores: intentamos atrapar algo que no necesitamos. Los seres humanos persiguen el amor. Sentimos que necesitamos ese amor porque creemos que no tenemos amor, y eso nos pasa porque no nos amamos a nosotros mismos. 

Vamos en busca del amor en otros seres humanos como nosotros y esperamos recibirlo de ellos cuando, de hecho, esos seres humanos se encuentran en la misma situación que nosotros. Tampoco se aman a sí mismos, de modo que, ¿cuánto amor podemos recibir de ellos? Por lo tanto, lo único que hacemos es crear una mayor necesidad que no es real; seguimos buscando afanosamente, pero en el lugar equivocado, porque los demás seres humanos no tienen el amor que nosotros necesitamos. Cuando Artemisa fue consciente de su caída, volvió a ser quien había sido porque todo lo que necesitaba estaba en su interior. 

Y lo mismo vale para todos nosotros, ya que todos somos como Artemisa tras su caída y antes de su redención. Buscamos afanosamente el amor. Perseguimos la justicia y la felicidad. Perseguimos a Dios, pero Dios está en nuestro interior. La caza del ciervo mágico te enseña que tienes que buscar en tu interior. Es una gran historia que merece la pena recordar. Si no te olvidas de Artemisa, siempre encontrarás amor en tu interior. Los seres humanos que se persiguen afanosamente unos a otros en busca de amor nunca se sentirán satisfechos; nunca encontrarán el amor que necesitan en otros seres humanos. La mente siente la necesidad, pero no es posible satisfacerla porque no está ahí. Nunca está ahí. El amor que necesitamos buscar es el que reside en nuestro interior, pero ese amor es difícil de apresar. Resulta muy difícil acechar en tu interior y conseguir el amor que hay en ti. Tienes que ser muy rápido, tan rápido como Hermes, porque cualquier cosa puede distraerte y apartarte de tu objetivo. Cualquier cosa que capte tu atención te distraerá y obstaculizará la consecución de tu objetivo, que es conseguir la presa que reside en tu interior: el amor. Si eres capaz de capturar la presa, verás que el amor crecerá con fuerza en tu interior y que satisfará tus necesidades. 

Esto es de vital importancia para tu felicidad. Por lo general, los seres humanos inician una relación como si fuesen a cazar. Buscan lo que creen que necesitan y esperan encontrarlo en otra persona, para después descubrir que no está ahí. Por eso, cuando se inicia una relación sin esta necesidad, es otro asunto. ¿Cómo cazar en tu interior? Para capturar el amor que está en tu interior tienes que entregarte a ti mismo como el cazador y su presa. Dentro de tu mente existe un cazador y también una presa. ¿Quién es el cazador y quién es la presa? En la gente corriente, el cazador es el Parásito. El Parásito lo sabe todo de ti y lo que quiere son las emociones que provienen del miedo. El Parásito es un comedor de basura. Adora el miedo y la desdicha; adora el enfado, los celos y la envidia; adora cualquier emoción capaz de hacerte sufrir. El Parásito quiere desquitarse y quiere tener el control. 

El método que adopta el Parásito para que te maltrates a ti mismo es el acoso continuo durante veinticuatro horas al día; te persigue constantemente. De este modo nos convertimos en la presa del Parásito, una presa muy fácil. El Parásito es quien te maltrata. Es más que un cazador; es un predador y te está comiendo vivo. La presa, el cuerpo emocional, es esa parte de nosotros que sufre y sufre sin cesar; es la parte de nosotros que quiere ser redimida. En la mitología griega, también encontramos la historia de Prometeo que, encadenado a una roca, contemplaba día tras día cómo un águila le devoraba las entrañas. Pero ¿cuál es el significado de esta historia? Cuando Prometeo está despierto, tiene un cuerpo físico y emocional. 

El águila es el Parásito que se come sus entrañas. Por la noche, no tiene cuerpo emocional y se recupera. Vuelve a nacer para convertirse en el alimento del águila hasta que Hércules llega para liberarlo. Hércules, al igual que Cristo, Buda o Moisés, rompe la cadena del sufrimiento y le concede la libertad. A fin de buscar en tu interior es necesario que empieces a acechar todas las reacciones que tienes. Cambia un hábito de una vez. Es una guerra para liberarte del sueño que controla tu vida. Es una guerra entre el predador y tú, en la que la verdad está situada entre los dos. En todas las tradiciones del oeste, desde Canadá hasta Argentina, nos denominamos guerreros porque el guerrero es el cazador que se acecha a sí mismo. Se trata de una gran guerra, porque es una guerra contra el Parásito. 

Que seas un guerrero no significa que ganes la guerra, pero al menos te rebelas y dejas de aceptar que el Parásito te devore vivo. Convertirte en cazador es el primer paso. Cuando Hércules acudió al bosque en busca de Artemisa, vio que no tenía posibilidades de capturar al ciervo. Entonces se fue a ver a Hermes, el supremo maestro, y aprendió a ser un cazador más hábil. Necesitaba ser mejor que Artemisa a fin de darle caza. Para cazarte a ti mismo también necesitas ser mejor cazador que el Parásito. Si el Parásito trabaja veinticuatro horas al día, tú también tienes que trabajar veinticuatro horas al día. Pero el Parásito tiene una ventaja: te conoce muy bien. Te resulta imposible esconderte de él. El Parásito es la presa más difícil. Es la parte de ti que intenta justificar tu conducta delante de los demás, pero cuando estás solo, se convierte en el peor juez. 

Siempre está juzgando, culpando y haciéndote sentir culpable. En una relación normal en el infierno, el Parásito de tu pareja se alía con tu Parásito en contra de tu verdadero yo. Tienes en tu contra no sólo a tu propio Parásito, sino también al Parásito de tu pareja, que se une al tuyo para hacer que el sufrimiento sea eterno. Ahora bien, si eres consciente de esto, podrás establecer un cambio. Podrás tener una mayor compasión hacia tu pareja y permitirle enfrentarse a su propio Parásito. Te sentirás feliz cada vez que ella dé un nuevo paso hacia la libertad, y serás consciente de que, cuando esté disgustada, entristecida o celosa, no estás tratando con la persona que amas sino con el Parásito que está poseyéndola en ese momento. 

Cuando sabes que el Parásito está ahí y comprendes qué es lo que le está sucediendo a tu pareja, eres capaz de ofrecerle el espacio necesario para que se enfrente a él. Y dado que tú sólo eres responsable de tu mitad de la relación, le permitirás a ella que se ocupe de su propio sueño personal. De ese modo te resultará más fácil no tomarte como algo personal lo que tu pareja haga. Esto será de gran ayuda para la relación, porque no te tomarás a mal nada de lo que haga tu pareja. Ella estará despachando su propia basura, y si tú no te lo tomas como un asunto personal, te resultará muy fácil mantener una relación maravillosa con ella. 

Por Dr. Miguel Ruiz

El secreto para ser feliz


Hace muchísimos años, vivía en la India un sabio, de quien se decía que guardaba en un cofre encantado un gran secreto que lo hacia ser un triunfador en todos los aspectos de su vida y que, por eso, se consideraba el hombre mas feliz del mundo.
Muchos reyes, envidiosos, le ofrecían poder y dinero, y hasta intentaron robarlo para obtener el cofre, pero todo era en vano. Mientras mas lo intentaban, mas infelices eran, pues la envidia no los dejaba vivir. Así pasaban los años y el sabio era cada día más feliz.
Un día llego ante el un niño y le dijo: “Señor, al igual que tú, también quiero ser inmensamente feliz. ¿”Por que no me enseñas que debo hacer para conseguirlo”? El sabio, al ver la sencillez y la pureza del niño, le dijo:
A ti te enseñare el secreto para ser feliz. Ven conmigo y presta mucha atención. En realidad son dos cofres en donde guardo el secreto para ser feliz y estos son mi mente y mi corazón, y el gran secreto no es otro que una serie de pasos que debes seguir a lo largo de la vida”.
El primer paso, es saber que existe la presencia de Dios (sea el Dios que sea) en todas las cosas de la vida, y por lo tanto, debes amarlo y darle gracias por todas las cosas que tienes.
El segundo paso, es que debes quererte a ti mismo, y todos los días al levantarte y al acostarte, debes afirmar: yo soy importante, yo valgo, soy capaz, soy inteligente, soy cariñoso, espero mucho de mi, no hay obstáculo que no pueda vencer: Este paso se llama amor propio.
El tercer paso, es que debes poner en practica todo lo que dices que eres, es decir, si piensas que eres inteligente, actúa inteligentemente; si piensas que eres capaz, haz lo que te propones; si piensas que eres cariñoso, expresa tu cariño; si piensas que no hay obstáculos que no puedas vencer, entonces proponte metas en tu vida y lucha por ellas hasta lograrlas.
El cuarto paso, es que no debes envidiar a nadie por lo que tiene o por lo que es, ellos alcanzaron su meta, logra tú las tuyas.
El quinto paso, es que no debes albergar en tu corazón rencor hacia nadie; ese sentimiento no te dejara ser feliz; deja que las leyes de Dios hagan justicia, y tu perdona y olvida.
El sexto paso, es que no debes tomar las cosas que no te pertenecen, recuerda que de acuerdo a las leyes de la naturaleza, mañana te quitaran algo de más valor.
El séptimo paso, es que no debes maltratar a nadie; todos los seres del mundo tenemos derecho a que se nos respete y se nos quiera.
por ultimo, levántate siempre con una sonrisa en los labios, observa a tu alrededor y descubre en todas las cosas el lado bueno y bonito; piensa y agradece tener vida y ésta vida; ayuda a los demás, sin pensar que vas a recibir nada a cambio; mira a las personas y descubre en ellas sus cualidades y dales también a ellos el secreto para ser triunfador y que de esta manera, puedan ser felices…”
Que la sabiduría milenaria nos oriente y enseñe por siempre.
Seamos felices.
http://mundodelyoga.com

7 EFECTOS DE LA MENTE SOBRE EL CUERPO


EL PODER DE NUESTROS PENSAMIENTOS..
Y DE NUESTRAS CREENCIAS ES REALMENTE LO QUE VA MOLDEANDO NUESTRAS
VIDAS !!!!
7 – Si tu mente cree que no estás cansado, es como si no lo estuvieras realmente.
Investigadores del Colorado College, en los Estados Unidos, midieron las ondas cerebrales de un grupo de voluntarios mientras estaban dormidos. Previamente, se les dijo a los participantes que la cantidad de tiempo que invertían en sueño REM tenía un efecto enorme sobre su sensación de descanso a la mañana siguiente (lo que no es del todo cierto).


A continuación, separaron de forma aleatoria a los participantes en dos grupos. A un grupo se le informó que había pasado bastante tiempo en sueño REM. El segundo grupo solo supo que había tenido una mala noche de sueño, pues no habían pasado mucho tiempo en REM (lo que era una mentira).
Debido al efecto placebo, lo normal sería que las personas a las que se les informó que no descansaron bien la noche anterior comenzarán a bostezar, independientemente de la verdad. Pero lo que en realidad sucedió fue mucho más sorprendente. Ambos grupos pasaron una serie de pruebas de cognición y los investigadores descubrieron que, de alguna forma, el primer grupo resultó con un desempeño significativamente mejor. Simplemente porqué creyeron que habían tenido un sueño de calidad, su cerebro realmente comenzó a trabajar mejor.
En otras palabras, no te quejes del cansancio en las mañanas más pesadas de trabajo. Todo indica que te sentirás mejor si crees fielmente que dormiste como un bebé.
6 – El efecto placebo funciona incluso con los animales.
El pilar del efecto placebo pareciera ser la expectativa de los individuos – suponer que una cura va a funcionar es lo que la hace que funcione.

Si tu perro se pone enfermo, casi siempre tendrás que engañarlo para que se tome el medicamento, generalmente escondiéndolo entre la comida. Por eso, se puede presumir que la expectativa del perro únicamente es la de comer algo increíble. ¿Cómo podría una píldora placebo funcionar con un animal, si este ni siquiera sabe que está tomando una?
La respuesta está en el condicionamiento. Aparentemente, la expectativa no tiene por qué ser consiente. Un estudio realizado con perros que presentaban signos de ansiedad por separación, comenzó suministrando a los animales dosis regulares de un medicamento real, lo que resultó algo muy eficaz. Cuando los investigadores sustituyeron el medicamento por un placebo, el tratamiento siguió funcionando. Obviamente, los cerebros de estos perros hicieron una especie de condicionamiento pavloviano entre el tratamiento y el resultado, pese a que los animales no estuvieran conscientes de que estaban sin el tratamiento.
5 – Pensar positivamente puede mejorar tu vida.
Muchos medicamentos placebo pueden funcionar en condiciones un tanto turbias, por ejemplo, un suplemento para reducir el dolor articular puede parecer eficaz simplemente porqué resulta difícil cuantificar el dolor. Pero, ¿cómo el efecto placebo podría funcionar con aquellas cosas que resultan fáciles de cuantificar, como la precisión de la vista?

Quien es dueño de una visión normal, probablemente pueda ver con facilidad los primeros dos tercios de una prueba de visión (aquellos carteles con letras empleados por los oftalmólogos).
Investigadores de Harvard decidieron fabricar nuevas pruebas de visión con letras aún más pequeñas de lo usual y, a continuación, las aplicaron a participantes que desconocían el hecho. Como las personas esperaban tener dificultad solamente con el último tercio del cartel, acabaron leyendo correctamente las letras que eran muy pequeñas incluso para las personas con visión normal.
Los científicos también descubrieron que con tan solo invertir el orden de las letras en el cartel, colocando las más pequeñas arriba y las más grandes abajo, se consiguió un resultado semejante, con más personas siendo capaces de leerlas correctamente debido a la expectativa que tenían que la cima del cartel sería más fácil de leer.
Incluso el entorno de las personas puede jugar un papel en la precisión de la visión. En otro experimento, los cadetes que asociaban a los pilotos de combate con una buena visión mostraron un desempeño substancialmente mejor en pruebas de la vista cuando se los llevó a un simulador de vuelo. El simple hecho de actuar como alguien con una buena visión, fue suficiente para engañar al cerebro de los cadetes y que realmente mostraran una visión excepcional.
4 – Puedes engañar a tu cuerpo para mantenerte en forma.
Si estás intentando deshacerte de un poco de peso corporal, conoces la importancia de comer saludablemente. Pero tienes un enemigo: una hormona llamada ghrelina, que influye en tu hambre y en cuán rápido tu metabolismo quema calorías. Cuanto más tiempo pases sin comer, más se incrementan los niveles de ghrelina, de forma que te da hambre y tu metabolismo se hace más lento. Un combo de Big Mac hace que los niveles de ghrelina se vayan a pique en un santiamén, pero una manzana no. Entonces, una de las razones por las que las personas obesas casi siempre rebotan es porqué sus niveles de ghrelina nunca se ajustan.

En un estudio, cuando los participantes bebieron un batido con un alto contenido calórico, eso provocó que sus niveles de ghrelina disminuyeran mucho más que cuando recibieron un batido de bajo contenido calórico. Pero la buena noticia es que lo mismo sucedió con los participantes que simplemente PENSARON que estaban tomando un batido rico en calorías. El metabolismo se aceleró y el hambre se disipó. De la misma forma, los participantes que creyeron que estaban consumiendo la opción más saludable, tuvieron hambre más rápido y sus metabolismos se hicieron más lentos.
Aún más raros fueron los resultados de un estudio que involucró a grupos de empleados hoteleros. A un grupo se le informó que su trabajo cotidiano servía como ejercicio físico. Esta sencilla información fue suficiente para disminuir la presión arterial, mejorar la grasa corporal e incluso ayudar a las empleadas de ese grupo a perder peso, pese a que nunca hicieron más ejercicio que el habitual. El único cambio fue mental, una idea.
3 – El placebo puede funcionar incluso si sabes que es placebo.
Un estudio que solamente utilizó placebos para tratar a los pacientes, conscientes de lo que estaban tomando, concluyó que el efecto puede ser efectivo aunque las personas sepan exactamente que no están tomando un medicamento real.

Los investigadores separaron dos grupos de pacientes con síndrome de intestino irritable y uno de ellos recibió un frasco de comprimidos con la etiqueta de “Placebo”, mientras que el otro no recibió nada. El grupo del placebo escuchó una explicación del médico de que aquello no contenía ningún ingrediente activo.
En el grupo que no recibió ningún comprimido, solo un 35% de los pacientes reportó mejorías después de tres semanas. En el grupo que ingirió conscientemente el placebo, 60% relató una mejoría.
Los investigadores creen que una gran parte de los resultados se debió al hecho de que los pacientes estaban bien informados sobre el propio efecto del placebo y cuán poderoso podía resultar. Es decir, su creencia en el efecto placebo se convirtió en un placebo.
2 – Los médicos recetan medicamentos reales por su efecto placebo.
Si todavía no te convences de que el efecto placebo permea en casi todos los aspectos de tu vida cotidiana, considera lo siguiente: el efecto placebo no solo es causado por placebos. De hecho, algunos investigadores creen que tiene un papel importante en prácticamente en todos los tratamiento médicos.

Resulta complicado descubrir exactamente cuánto beneficio de un medicamento aporta el placebo, pero un estudio con el medicamento Maxalt, para el dolor, determinó que hasta la mitad del alivio sentido por los pacientes fue, de hecho, resultado de sus expectativas y no del propio medicamento. La eficacia de otros tratamientos, como los antidepresivos, podría depender de hasta un 80% del efecto placebo.
Los médicos saben esto, y usan la información a su favor. Un estudio en 2007 hecho en Chicago, Estados Unidos, concluyó que cerca de la mitad de los médicos recetan tratamientos o medicamentos inútiles con la esperanza de inducir un efecto placebo en el paciente. Si el enfermo piensa que va a ayudar, el tratamiento realmente puede ayudarlo.
Lo mismo aplica en sentido opuesto. Una investigación reveló que los pacientes que tomaban el medicamento Finasteride, y que fueron informados de que la disfunción sexual podría ser un efecto secundario, tuvieron dos veces más probabilidades de presentar impotencia.
Es decir, puede ser una buena idea ignorar la lista de posibles efectos secundarios de los medicamentos que vayas a tomar.
1 – Cuanto más costoso es algo, mejor funciona.
Un medicamento para el dolor que cuesta $100 pesos, es probable que te ayude más que uno que cuesta solo $20 pesos, incluso si ambos son idénticos. Esto según un estudio hecho por el MIT, en los Estados Unidos, que concluyó que, como esperamos más de las cosas con un alto valor monetario, nuestros cerebros pueden transformar esa expectativa en una profecía autorrealizable.

En caso de que te lo estés preguntando, no, no solo aplica con las medicinas. Otro estudio descubrió que las personas que creyeron haber ingerido una bebida energética costosa se sintieron más alerta y desempeñaron mejor las pruebas cognitivas que aquellos que tomaron la misma bebida, pero a sabiendas que de que estaba en descuento.
Y, mientras no es ninguna sorpresa que las personas declaren preferir un vino caro a uno barato, incluso sin ni siquiera saber la diferencia entre ellos, cuando los investigadores monitorearon los cerebros de los participantes de un estudio, se verificó que los cerebros de los que tomaron el vino, que pensaron era el más caro, de hecho, estaban “disfrutando” mucho más la bebida.